RSS

HURACANES CENTROAMERICA

02 Jun

La Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de EUA, NOAA, pronosticó en el Atlántico de 3 a 7 huracanes mortíferos que alcanzarán vientos de 177 kilómetros por hora

 

San Pedro Sula,

Honduras

La temporada de huracanes que inicia hoy en el océano Atlántico amenaza con ser tan turbulenta como la mortífera de 2005, con la formación de 14 a 23 tormentas y entre 8 a 14 huracanes que descargarían su furia en Centroamérica, El Caribe, México y Estados Unidos.

Después de una tregua el año pasado, la cuenca atlántica debe prepararse para una temporada “extremadamente activa” porque de esos huracanes se espera que entre 3 a 7 sean de gran intensidad con vientos superiores a 177 kilómetros por hora, según el pronóstico de la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de EUA, NOAA.

“Recuerdas cómo fue de tranquilo el año pasado sin que ninguna de las tormentas llegara a tocar tierra? Será muy difícil que tengamos otra temporada así en 2010”, dijo Bill Read, director del Centro Nacional de Huracanes, CNH con sede en Miami.

A prepararse

Jane Lubchenco, encargada de la NOAA, advirtió que si se cumple el pronóstico para la temporada que se inicia hoy 1 de junio y finaliza el 30 de noviembre, “podría ser una de las más activas que se haya registrado”. “Instamos a todo el mundo a estar preparados”, sugirió.

El vaticinio es parecido a la temporada de 2005 que dejó una estela de muerte y destrucción en la cuenca atlántica por el azote de 29 tormentas y 15 huracanes, de los que seis fueron de categoría mayor en la escala de intensidad Saffir-Simpson del uno al cinco.

En esa temporada, el huracán “Katrina” mató a unas 1,500 personas en cuatro estados de Estados Unidos, principalmente en Luisiana, y causó daños por valor de más de 80,000 millones de dólares, convirtiéndose en uno de los desastres naturales más devastadores en la historia del país.

Mientras que en Honduras causó al menos 12 muertos, 14 desaparecidos, miles de damnificados y daños cuantiosos a la infraestructura. Gamma destruyó el puente sobre el río Guaymón y anegó gran parte del valle de Sula.

En agosto inicia lo crítico

Si se cumple la previsión para el 2010 también se recurriría al alfabeto griego, como hace cinco años, cuando se utilizó por primera vez al agotarse la lista de los 21 nombres de hombre y mujeres que se asignan a los sistemas tropicales de listas que rotan cada seis años.

Los factores que incidirán en este borrascoso panorama son un debilitado fenómeno climático “El Niño” que inhibe la formación de huracanes en el Atlántico o la posible presencia de “La Niña” que tiene un efecto contrario.

“El año pasado tuvimos El Niño y su impacto fue significante con una menor actividad ciclónica. En este momento da la impresión de que tendremos un patrón de La Niña durante el punto más alto de la temporada (entre agosto y octubre), lo que tiene una correlación con las temporadas muy activas”, explicó Read.

Otro de los elementos son las “excepcionalmente” elevadas temperaturas de las aguas con 27 a 29 grados centígrados en la zona intertropical del Atlántico entre África y las Antillas menores y por encima de los 30 grados centígrados en el mar Caribe.

Las aguas cálidas son un “combustible” para la formación de los huracanes.

Aún cuando todos en la cuenca atlántica son vulnerables a las embestidas de los huracanes, Haití centra la preocupación de los meteorólogos por las precarias condiciones en que se encuentra el país tras el poderoso terremoto de enero pasado.

“Si sólo una o dos tormentas fuertes pasan sobre Haití con más de un millón de personas en tiendas de campañas, eso sería suficiente para calificar a la temporada como catastrófica”, advirtió el director del CNH.

Los temores de que se pueda agravar la catástrofe ecológica del derrame de crudo en el Golfo de México también está latente.

Avisos serán más anticipados

Para esta temporada, el CNH también tendrá una nueva escala Saffir-Simpson y emitirá doce horas antes la vigilancia y avisos ante la proximidad de tormentas o huracanes.

La escala mantendrá las cinco categorías para medir la fuerza de los vientos de los ciclones, pero no incluirá los pronósticos sobre las marejadas y las inundaciones porque los valores pueden estar significativamente fuera de los rangos sugeridos originalmente.

“La tabla de posibles inundaciones no cuadra perfectamente con la intensidad de las tormentas porque algunas zonas pueden tener grandes inundaciones causadas por sistemas tropicales con vientos menos intensos y eso se presta a confusión”, dijo Read.

En cuanto a las vigilancias, cambió el plazo de 36 a 48 horas en el que se esperan las condiciones propias de un sistema tropical y para los avisos pasó de 24 a 36 horas.

Potentes huracanes como Mitch o Katrina que golpearon en 1998 y 2005, respectivamente podrían registrarse esta temporada, según el NOAA.

ampliar imagen

 

 

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en junio 2, 2010 en CENTROAMERICA

 

Etiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: