RSS

Archivo del Autor: carmemarirosi

Acerca de carmemarirosi

Hola, me llamo Mari-Carmen soy una persona sencilla, me gusta solidarizarme con todas las causas justas, y con el mas débil. Muy entregada a la familia. Mi vida gira alrededor de ellos y sus problemas y enfermades… Siempre me intereso el mundo de la informática. Ahora mi Jovi es mi blog. También me gusta el campo y la naturaleza, el mar, la tranquilidad, soy una enamorada de la música, con ella cambia mi estado de animo, me gusta tener amistades y ser fiel... SALUDOS A MIS VISITANTES

¡ESTA Es La música más hermosa, Conmovedora y Melodiosa del Mundo! Oye

 

 

PRECIOSA MÚSICA DE RELAX…Una melodía muy suave para el alma !!! ¡Rapsodia Divina!

 

 

La ONU confirma la destrucción del planeta…

La ONU confirma la destrucción del planeta

El nuevo informe sobre las Perspectivas del Medio Ambiente, elaborado por Naciones Unidas y presentado hoy en Nairobi, alerta de la desaparición de la capa de hielo del Ártico, el aumento de las muertes por contaminación del aire en las ciudades y la extensión del desierto en amplias regiones de la Tierra.

Vista aérea que muestra un área deforestada de la selva amazónica peruana causada por la minería ilegal. / Guadalupe Pardo (EFE)

El deshielo del Polo Norte “devastará” esta región y su efecto también se notará en el resto del planeta, porque la temperatura media del Ártico sufrirá un aumento de entre 3 y 5 grados centígrados en los próximos 30 años, es decir, de aquí al año 2050.

Esta es sólo unas de las duras advertencias que contienen las 740 páginas del nuevo informe sobre el Estado del Medio Ambiente que la ONU ha presentado hoy en Nairobi (Kenia) durante la Cuarta Asamblea del PNUMA, el Programa de Medio Ambiente de Naciones Unidas.

Este informe revela que el deshielo podría despertar al “gigante dormido” del Ártico y que este problema tendrá impactos negativos en todo el planeta, porque incrementará la acidificación y polución de los océanos.

Más impactos

Según este informe de la ONU, en el 2050 unos 4.000 millones de personas vivirán en tierras desertificadas, sobre todo, en África y el sur de Asia, y confirma que la contaminación del aire mata ya a siete millones de personas, cada año.

Y para la ONU sólo hay una solución: reducir de forma drástica la emisión a la atmósfera de los gases tóxicos que emiten ahora los vehículos, las industrias y las calefacciones de las casas. En concreto, este informe pide un 40% de reducción en el año 2020 y un 70% en 2050.

Además, la resistencia a los antibióticos, provocada entre otras causas, por los contaminantes vertidos en el agua, será para 2050 la primera causa de muerte en el mundo, según este informe de ONU Medioambiente realizado por 250 científicos de 70 países.

Soluciones

De este modo, se podría frenar el aumento medio de la temperatura de la Tierra en 2 grados centígrados, como establece el Acuerdo de París contra el cambio climático.

Esto costaría a las países del mundo 19,5 billones de euros, pero se advierte que el coste de no actuar es mucho más alto, porque sólo en gasto sanitario para hacer frente a las enfermedades y muertes que causa la contaminación del planeta costará 47 billones de euros, es decir, más del doble.

 

CAMILO SESTO…

PARA DISFRUTAR DE SUS CANCIONES…

 

CAMILO SESTO….

ADIÓS CAMILO SESTO….HASTA SIEMPRE….DIA 8 – 9- 2019

 

BLANCA FERNÁNDEZ OCHOA…

El sueño de una campeona

Hay pocas imágenes que escenifiquen mejor la felicidad que ver a los Fernández Ochoa bajando sus montañas, esquiando libremente

Blanca Fernandez Ochoa
Paquito y Blanca Fernández Ochoa, en su casa de Cercedilla el 23 de diciembre de 1990. MANUEL ESCALERA

Nada le fue fácil. Pero Blanca era una competidora nata.

Juegos de Calgary de 1988. La recuerdo nítidamente en una carpa, sentada en un banco de madera frente a su entrenador. Tenía los ojos cerrados, estaba visualizando el recorrido. Dibujaba con las manos los virajes de la segunda manga del eslalon gigante. Pura concentración. Abría los ojos cuando llegaba a la meta. Una y otra vez.

Nunca había estado más cerca. Era la gran favorita después de haber marcado el mejor tiempo en la primera manga. A pesar de la diferencia horaria, la euforia llegó hasta España. Todo el mundo se pegó a la tele.

Pero la suerte es tan resbaladiza como la nieve. Y cuando llegó el momento de la verdad, se quedó a tres puertas de la medalla. Aún resuena el grito de su hermano Paco en los micrófonos de TVE: “¡Se ha caído, por Dios, se ha caído, noooo!”

También es nítido el recuerdo de Blanca acercándose hasta donde la esperábamos los periodistas. Estaba hecha un mar de lágrimas. No hubo preguntas.

La secuencia de esa caída la persiguió durante cuatro años, hasta los siguientes Juegos. Hace año y medio mantuvimos una larga conversación preparatoria para una entrevista en RNE. Le dije que le debía unas fotos. Se las había hecho entonces, en aquel momento de concentración absoluta en el que pudo ser su gran día; pero quedaron en un cajón. “A estas alturas ya me las puedes dar”, ironizó.

Y añadió: “Hay algo que no sabes, en ese tiempo tan importante entre manga y manga, que te pasan tantas cosas por la cabeza, vino a verme algún federativo, no digo quién porque ya no está entre nosotros, que me dijo que se conformaban con el bronce, que amarrara, pero que consiguiera medalla. Eso me provocó tanta angustia, tanta ansiedad… Por eso en Albertville 92, entre manga y manga me fui a esquiar sola, a comer entre pistas, porque si no, la historia se hubiera repetido”.

En Albertville llegó la medalla. Así que ya podía dejarlo. Aunque Juan Antonio Samaranch le envió una carta para convencerla de que aguantara cuatro años más. No daría más prórrogas. Lo había decidido con mucha antelación y muy firmemente. Y le pidió a un amigo, que escribía muy bien, que le redactara una carta convincente, de forma que el presidente del Comité Olímpico Internacional lo entendiera.

En los 26 años siguientes, se calzó unos esquíes apenas cinco veces. Todas ellas con ocasión de homenajes a su hermano Paco o para apoyar actos benéficos. Y hasta 2018 no volvió a ver competiciones de esquí en televisión. “Ya no conozco a nadie”, comentaba. En realidad, estaba sobresaturada.

Con razón. Desde que empezó, una cría, a los 9 años y hasta los 29 en que fue medallista olímpica, había tenido que aprender a digerir que todas las miradas pareciesen preguntarle: “¿Y tú cuándo?”. Eso ocurre si tienes un hermano que se ha erigido en gran ídolo del deporte español. “No sabes cómo aprieta la presión”, confesaba.

Paco, su hermano. Sus siete hermanos, una tribu risueña. Hay pocas imágenes que escenifiquen mejor la felicidad que los ocho bajando sus montañas, esquiando libremente. Podía ocurrir que los vieras desde un telesilla, y era un espectáculo impresionante. Se jaleaban, daban gritos. La que más, Blanca.

Esa era la cara brillante de su deporte y de su familia. Luego estaba la otra, la de la competición, la de la Copa del Mundo. La de los madrugones: se levantaba a las 4.45 para entrenarse. En los Alpes o en Bariloche. Así se izaba arriba de la montaña cuando salía el sol, así empieza la disciplina cotidiana de este juego, que acaba hasta el último rayo. Uno de esos días, al acabar, interrogaba, un punto mordaz: “¿Te ha gustado la vida del esquiador de competición?” Lola, su hermana también esquiadora y su cómplice principal, a su lado, sonreía. La sonrisa era, todavía es, marca de la casa.

La primera vez que se quebró fue ante la muerte de Paco. En sus últimos tiempos, los hermanos se turnaban para estar con él. Le dijo a Blanca: “Ríe por mí al menos una vez al día, y a ser posible con una carcajada”. No fue fácil, otra vez. A la pregunta de si pudo cumplir ese encargo, respondió escuetamente: “No”.

Paco era quien mejor presentaba a su hermana. Volcó en ella todo su entusiasmo. Como ella con sus hijos, David y Olivia. Los dos han elegido el rugby. Olivia forma parte de la selección nacional. “Mi gran ilusión es volver a unos Juegos Olímpicos pero de verano y desde una grada, como madre, quiero ver ahí a Olivia, en Tokio 2020”. Un sueño.

 

Identifican por primera vez el vínculo entre el cannabis y la esquizofrenia

 

Identifican por primera vez el vínculo entre el cannabis y la esquizofrenia

Javier Meana, Inés Ibarra-Lecue, Leyre Urigüen, Irene Mollinedo, Koldo Callado y Rebeca Díez Alarcia.

Identifican por primera vez el vínculo entre el cannabis y la esquizofrenia

 

 

Una investigación de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) y del Ciber de Salud Mental (Cibersam) ha identificado, por primera vez, los mecanismos a escala molecular implicados en el incremento del riesgo de desarrollar esquizofrenia que se produce tras el consumo de cannabis.

En concreto, el equipo de investigadores ha descubierto las alteraciones que se producen en las neuronas de la corteza cerebral de ratones tratados crónicamente con THC, el principal compuesto psicoactivo del cannabis.

Este estudio publicado en Neuropsychopharmacology abre vías para generar estrategias de prevención, así como diseñar fármacos y terapias que mejoren la vida de las personas con esquizofrenia.

En la investigación, liderada por Leyre Urigüen y en la que han participado los investigadores Inés Ibarra-Lecue, Irene Mollinedo, Luis F. Callado, Javier Meana y Rebeca Diez-Alarcia, todos ellos de la Universidad del País Vasco y adscritos también al Cibersam, se han analizado los cerebros de ratones a los que se les empezó a administrar THC de forma crónica durante la “adolescencia”, en un periodo crítico para el desarrollo de su cerebro que en las personas corresponde con la adolescencia.

Cambios moleculares en ratones

En el estudio de la corteza cerebral de estos ratones, los investigadores han detectado alteraciones en el receptor de serotonina 2A, que es el principal responsable de que se produzcan las alucinaciones características de la psicosis y la esquizofrenia.


Han detectado alteraciones en el receptor de serotonina 2A en la corteza cerebral de ratones

En concreto, los investigadores han encontrado que este receptor proalucinógeno ve incrementada su funcionalidad tras el tratamiento crónico con cannabis. Además, también ha descrito la vía por la cual se produce esta hiperfuncionalidad.

“La descripción de esta hiperactividad del receptor de serotonina 2A, detectada por primera vez a nivel molecular en el cerebro, es el primer paso para investigar en otros campos” comenta Urigüen.

Asimismo, la investigadora asegura que “el objetivo final es identificar la existencia de cambios moleculares similares en personas que consumen cannabis para poder relacionarlos con el riesgo de desarrollo de psicosis o esquizofrenia; y, por otro, generar nuevos fármacos que mejoren la sintomatología de los pacientes con esquizofrenia”.

El proceso de investigación

Para realizar este estudio, los investigadores han utilizado técnicas de comportamiento animal y, después, cuantificaron proteínas y receptores. Las primeras mostraron que los ratones que habían sido tratados con cannabis durante la “adolescencia” presentaban una mayor predisposición a desarrollar comportamientos psicóticos respecto a los animales controles.

En un siguiente paso, el equipo de investigación marcó y estudió el receptor de serotonina 2A e identificó la vía de señalización a través de la cual podría mediar un incremento en el riesgo de padecer comportamientos psicóticos.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

 
 
A %d blogueros les gusta esto: