RSS

Archivo de la categoría: HISTORIA

LAS TRECE ROSAS…

¿Quiénes fueron las ‘Trece Rosas’?

Las “Trece Rosas” fueron trece mujeres de entre 18 y 29 años fusiladas contra la tapia del cementerio de la Almudena (Madrid) en la madrugada del 5 de agosto de 1939.

Las “Trece Rosas” fueron trece mujeres de entre 18 y 29 años fusiladas contra la tapia del cementerio de la Almudena (Madrid) en la madrugada del 5 de agosto de 1939, debido a su militancia en la organización Juventudes Socialistas Unificadas y su defensa de la legalidad republicana tras el fin de la Guerra Civil Española.

Antes de ser condenadas a muerte por un Consejo de Guerra bajo la acusación de un delito de “adhesión a la rebelión”, las trece jóvenes habían sido conducidas a instalaciones policiales, donde se les torturó para obtener información sobre otros miembros de la organización clandestina, y más tarde, recluidas en el centro penitenciario de mujeres de Ventas, en Madrid, donde aguardaron hacinadas durante meses un desenlace que se intuía dramático.

Fue el asesinato de Isaac Gabaldón, comandante de la Guardia Civil, a manos de tres militantes de la JSU en la noche del 29 de julio de 1939 lo que dinamitó la punición de todos los miembros detenidos anteriormente, entre los que se encontraban 14 mujeres, de las cuales solo una se salvó de la sentencia. 48 horas después de su dictamen, las trece restantes fueron trasladadas en un camión a 500 metros de la prisión y ejecutadas por un pelotón de fusilamiento, quedando para la historia como las “Trece Rosas Rojas” y cumpliendo así con el ruego de una de sus misivas de despedida.

Sus nombres eran Carmen Barrero Aguado, Martina Barroso García, Blanca Brissac Vázquez, Pilar Bueno Ibáñez, Julia Conesa Conesa, Adelina García Casillas, Elena Gil Olaya, Virtudes González García, Ana López Gallego, Joaquina López Laffite, Dionisia Manzanero Salas, Victoria Muñoz García y Luisa Rodríguez de la Fuente.

 

Carta de una hija a su madre, Con ALZHEIMER…

Carta de una hija a su madre.

Siento que no recuerdes mi cara… Siento que no sonrías como antes… Siento que tus días a veces sean sombríos… Siento que algunas noches tengas miedo… A pesar de que te tomo de la mano… Siento que no puedas contarles tus cuentos a tus nietos… Siento que no llegues a realizar aquel viaje que tanta ilusión te hacía… Siento que dejes el último libro a medias… Siento que me mires y no me veas… Me duele que poco a poco dejes de ser quien fuiste… Me duele que olvides lo que un día aprendiste y me enseñaste… Me duele solo poder hacerte compañía y aun así que te sientas a solas… Me duele no verte sonreír cuando me ves… Me duelen tantas cosas que a veces me duele el alma.

Lucho cada día por ti, por mí… Lucho ante la impotencia de no admitir que poco a poco te vas… Lucho porque comas, que lleves el pelo como siempre te gusto…. Lucho porque camines y leas, aunque sea aquellos cuentos que tú me leías cuando era niña… Lucho porque no dejes de ser tú misma…. Lucho por no perderte tan deprisa.

Perdóname si muchas veces te riño con o sin motivo…. Perdóname si olvido que tú olvidaste que hoy es mi día…. Perdóname si te fuerzo más de lo que debo… Perdóname si te pido que me mires,… Perdóname si te pido que me oigas…. Perdóname si te pido que me llames por mi nombre, ese nombre que tú me pusiste… Perdóname por mi egoísmo a no aceptar el destino, nuestro destino… Perdóname por tener que decidir por ti.

Gracias por darme la vida, por amamantarme… Gracias por cuidarme cuando me subía la fiebre y lloraba sin parar o sin motivo… Gracias por llevarme de paseo, por acompañarme el primer día al cole… Gracias por recogerme y cruzarme para que saliese a jugar con los amigos… Gracias por hacerme mi plato preferido, por salir temprano a comprar el pan tierno y ponerme el bocadillo… Gracias por tratar que nunca me faltase al menos lo imprescindible… Gracias por decirte mil veces no a ti misma en vez de mí… Gracias por curarme las heridas… Gracias por tus cálidos y fuertes abrazos y besos.

Recordaré tus miradas cómplices… Recordaré tu interés por encauzar mi futuro… Recordaré la tibieza de tus manos… Recordaré las historias que me contabas… Recordaré que me llevas, que te llevo en mi corazón.

Me sentiré orgullosa de llevar tus apellidos… Me sentiré orgullosa de que por mis venas fluya la misma sangre… Me sentiré orgullosa por lo que fuiste, por lo que eres… Me sentiré orgullosa de ser parte de ti y pasaré el relevo.

Te perdono tus insultos, tus rabietas, tus amenazas… Te perdono las noches en vela… Te perdono porque tú me enseñaste a perdonar.

Me has enseñado mucho, todo… Me has enseñado a ser paciente, humilde, optimista… Me has enseñado el verdadero sentido de un nuevo día… Me has enseñado a no culpar a nadie, porque nadie tiene la culpa de lo que ocurre, nos ocurre… Me has enseñado a respetar la vida y no tener miedo a la muerte… Me has enseñado a quererte, no por lo que fuiste sino por lo que eres.

Cada día es un día menos para ti… Para que dejes de sufrir. Cada día es un día menos para mí… Para decirte que te extrañaré, pero no te olvidaré. Estés donde estés, aquí, O si tal vez ya no estás aquí… Quiero que sepas que aunque entre nosotros hubo enfados, quedaron olvidados, solo recuerdo lo bueno. Lo demás quedo olvidado.

TE QUIERO, aunque a veces no te lo llegase a decir… TE QUIERO, ahora, antes y siempre.

TE AGRADEZCO, que a pesar de todo lo que hayamos sufrido y nos queda por sufrir yo haya aprendido a cerrar mis ojos y mirarme por dentro, a reflexionar, a contener las prisas, a caminar despacio junto a ti en tus paseos…

MI BELLA MADRE, ERES Y SERAS POR SIEMPRE… “UNICA”…BENDICIONES Y SALUD PARA TI…

Gracias.

#PorEllosValeLaPenaLuchar

 

El #SíndromedeAsperger forma parte de los Trastornos del Espectro del Autismo #TEA

El #SíndromedeAsperger forma parte de los Trastornos del Espectro del Autismo #TEA. Es un trastorno del neurodesarrollo; el cerebro de la persona con Asperger funciona de manera diferente a la habitual, especialmente en la comunicación e interacción social y en la adaptación flexible a las demandas diarias.

Comparte las características nucleares del autismo respecto a las dificultades en la comunicación social y en la flexibilidad de pensamiento y comportamiento.
Sin embargo, tiene un lenguaje fluido y una capacidad intelectual media e incluso superior a la media de la población.

Tiene dificultad para entender la comunicación no verbal (gestos, expresiones faciales, tono de voz, etc.) y los mensajes sutiles que se transmiten a través de este canal. Puede hablar durante mucho tiempo de sus temas de interés, pero tiene dificultad para saber cuándo terminar la conversación.
Le cuesta elegir temas de los que “hablar por hablar” o tener una charla “social” con otras personas.

Es muy literal; comprende el lenguaje según el significado exacto de las palabras por lo que muchas veces no entiende las bromas, los chistes, las metáforas o los sarcasmos.
Su expresión verbal es correcta pero, a veces, utiliza el lenguaje de manera muy formal, siendo demasiado preciso, técnico e incluso pedante.

Le resulta difícil reconocer y comprender las reglas sociales “no escritas” por lo que, a veces, puede comportarse de manera inadecuada sin darse cuenta.
Quiere relacionarse con los demás, pero no sabe cómo hacerlo por lo que, a veces, puede encontrarse solo. Al igual que manejarse en situaciones en las que tiene que interactuar con muchas personas a la vez, lo que puede parecer que no quiere relacionarse o integrarse en el grupo.

Puede parecer que no expresa sus emociones ni tiene en cuenta las de los demás pero, en realidad, es que le resulta muy complejo darse cuenta intuitivamente de cuáles son los sentimientos y emociones de otras personas.
Encuentra difícil expresar sus propias emociones de una manera convencional por lo que, a veces, puede parecer que reaccionan de manera inadecuada, desproporcionada o “fuera de lugar”.

#EvoluciónDeLaSaludMental
#TrastornosDelNeurodesarrollo

 

7 maneras de limpiar tu mente de pensamientos negativos….

7 maneras de limpiar tu mente de pensamientos negativos

Psicopedia.org

Compartido por

El pensamiento negativo puede llegar a convertirse en un hábito peligroso. Los pensamientos se hunden en la mente y permanecen allí hasta que tomas medidas para deshacerte de ellos.

Cuando empiezas a pensar negativamente, puede ser tentador tratar de obligar a esos pensamientos a salir de tu cabeza. Intentar que desaparezcan y expulsarlos para siempre. Pero este enfoque a menudo resulta contraproducente.

Luchar contra esos pensamientos negativos en realidad puede reforzar ese patrón de pensamiento empeorando las cosas. Cuanto más se intenta no pensar en algo, más se termina pensando en ello.

Para deshacerse de los pensamientos negativos es necesario intentar un enfoque diferente, algo que te ayude a despejar la mente de una vez por todas. Aquí hay siete maneras de limpiar tu mente de pensamientos negativos.

1. Cambia el lenguaje corporal

Toma un momento para observar tu lenguaje corporal. ¿Estás encorvado o con una postura cerrada?¿Frunces el ceño? Si es así serás más propenso a pensar negativamente. Un lenguaje corporal inadecuado puede bajar tu autoestima y conducirte a una falta de confianza. En ese estado emocional, es natural empezar a tener malos pensamientos.

Para sentirte seguro debes abrir tu postura y sonreír más. Corrige tu lenguaje corporal y te sentirás mucho mejor. Podría ser justo lo que necesitas para borrar esos pensamientos negativos.

2. Habla sobre el tema

A veces el pensamiento negativo aparece porque existen problemas o emociones que necesitas comunicar. No es bueno guardarse las cosas para sí mismo. Si hay algo que necesita ser hablado debes hacerlo. Poner los pensamientos en palabras les da forma y los hace visibles, y eso te ayudará a poner los problemas en perspectiva para que puedas ocuparte de ellos de un modo más eficaz.

3. Intenta vaciar tu mente durante un minuto

Cuando tu mente está corriendo a mil por hora puede ser difícil mantener la calma. De este modo es más complicado controlar los pensamientos, en especial los negativos. Un minuto de calma a menudo es suficiente. Puede ser muy útil la meditación, y debes pensar en ello como un reinicio. Una vez que la mente está vacía, se puede llenar con algo más positivo.

4. Cambia el foco de tus pensamientos

A veces el pensamiento negativo es el resultado de una mala perspectiva. Echa un vistazo al punto de vista que tomas ante las cosas que suceden a tu alrededor. Por ejemplo, en lugar de pensar: “Estoy pasando por un momento difícil y estoy teniendo problemas”, puedes pensar: “Creo que estoy enfrentando algunos desafíos, pero estoy trabajando en la búsqueda de soluciones”.

Básicamente, te estás diciendo lo mismo, salvo que la segunda forma tiene un punto de vista más positivo. A menudo ese pequeño cambio de foco puede suponer una gran diferencia en tus patrones de pensamiento.

5. Se creativo

Cuando los pensamientos negativos vienen resulta muy útil encontrar una salida creativa para esos pensamientos. Escribe las cosas. Dibuja o pinta algo. Explorar las emociones a través de la creatividad actúa como auto-terapia y elevará tu estado de ánimo. La creatividad puede sentirse como una liberación. Cuando procesas tus emociones a través de una forma de arte o creatividad, estás rompiendo la dinámica habitual de tus pensamientos y te será más fácil entenderlos y controlarlos.

6. Da un paseo

Debido a que los pensamientos residen en la mente es fácil asumir que es ahí donde se forman. Pero eso es sólo parcialmente cierto. A veces nuestros pensamientos son producto de nuestro entorno. Por ejemplo si estás rodeado de gente negativa es probable que comiences a pensar también en forma negativa.

Alejarte de este ambiente negativo puede ayudar de manera considerable. Dar un corto paseo con la cabeza en alguna parte como un parque o un museo pude ser suficiente. El tiempo que pasas lejos de las influencias negativas te aportarán un espacio necesario de tranquilidad.

7. Enumera todo aquello que vale la pena en tu vida

¿Ha olvidado todas las cosas buenas que te rodean? A veces, en la rutina diaria, perdemos el enfoque sobre las cosas razonablemente buenas que están presentes en nuestras vidas. Debes entrenar a tu mente para que vuelva a concentrarse en todo lo bueno que sucede a tu alrededor.

Enumera cada una de las cosas por las que debes estar agradecido, no importa lo pequeñas que parezcan ser. No des nada por hecho en este aspecto. A veces las cosas buenas de nuestras vidas están justo en frente de nuestras caras y aún así no alcanzamos a verlas. Deja de estar ciego ante todas las cosas positivas que ya tienes.

Como despejar la Mente y transformar el Estrés y los malos Pensamientos

Existen un buen número de técnicas que ayudan a despejar la mente y a convertir el estrés negativo en una fuerza positiva para el cambio, limpiando tu mente de esos pensamientos intrusivos que te impiden llevar una vida plena.

Las de mayor relevancia han sido recogidas por el compañero José Luis Yañez en un video-curso 100% práctico: Técnicas mente-cuerpo para transformar el estrés.

En este curso aprenderás técnicas y estrategias actuales y eficaces para la gestión y transformación positiva del estrés (Cognitivas, Mindfulness, PNL etc…), ordenadas de forma progresiva, perfectamente estructuradas y acompañadas de un excelente material de apoyo.

Si accedes desde aquí conseguirás además un descuento exclusivo para los lectores de Psicopedia.

Nota del Editor

Completamos este artículo ofreciendo para su descarga un breve manual, elaborado por Fernando Pena, sobre la Terapia Racional Emotiva, un tipo de abordaje terapéutico que actúa principalmente sobre los pensamientos negativos, y que se basa en la premisa de que el pensamiento disfuncional es la principal causa del malestar emocional.

 

6 CONDUCTAS DE PERSONAS MAL AGRADECIDAS

malagradecidas y cómo evitar ser así

Todos hemos conocido a alguna persona malagradecida en nuestra vida.

Aquellas personas que parecen suponer que nos pusieron en esta tierra para servirles o arreglar los líos en los que se meten.

Estas personas esperan que otros recojan cuando se levantan de la mesa o les ayuden con sus cosas pero, jamás parecen llegar al “muchas gracias por ayudarme.”

Tampoco parecen estar contentos con la manera en que es su vida o con la gente que las rodea.

6 conductas de una persona malagradecida y cómo alejarnos de ellas

Entonces, ¿cómo evitamos transformarnos en la persona infeliz e ingrata que observamos en varias personas? Identificando sus hábitos y realiza lo opuesto. Aquí hay 6 hábitos de personas malagradecidas y cómo evitarlas:

  1. Un individuo malagradecido siempre está en necesidad

La gente que no están agradecidas con nada siempre requieren algún tipo de asistencia. Ya sea que intenten que les ayuden con las facturas, cuidar a los niños o darles un aventón. Siempre requieren algo de ti. Están en un estado de emergencia perpetuo y siempre, hay mucho drama alrededor de ellos.

Procura hacer tus cosas por ti mismo. Así, la compañía de las personas, no será solo por necesitarlos, sino porque disfrutas de sus personas, cualidades y amistad.

  1. La gente malagradecida no dispone de tiempo para ti a menos que necesite algo

La cosa es que a menos que necesiten algo de ti, jamás oirás algo de ellos. Ellos sólo se acuerdan de tu amistad cuando están en un problema. Jamás los oirás decir “Hey, déjame llevarte a comer” o “déjame ayudarte con eso”. Si todo va bien, entonces por el momento no existes en su mundo.

No llames a amigos o familiares sólo cuando necesites algo. Pregúntales si requieren asistencia con algo o sencillamente sal y toma un café con ellos y platica. Las relaciones construidas sobre la asistencia recíproca son fuertes y duran toda la vida.

https://gutenbergrocks.wpengine.com/8-senales-muestran-alguien-te-envidia-solucionarlo/

  1. La gente que no son agradecidas esperan que les ayudes

Tienen la posibilidad de sentirse con derecho a tu asistencia así sea porque son familiares o sienten que les tienes que dar algo por ser tu amigo. No son agradecidos porque sienten que han ganado tu asistencia y que sólo les estás pagando de regreso.

Pueden haber hecho una sola cosa agradable por ti solamente a modo de sostenerla sobre tu cabeza por mucho tiempo y exprimir cada gramo de esa ocasión para hacerte sentir culpable.

No esperes que la gente te salve. Eres una persona fuerte independiente y resiliente, que significa más capaz de ayudarte a ti mismo a levantarte después de una caída. Es genial cuando la gente ayuda o viene al rescate y estar muy agradecido cuando lo hacen porque esas personas son raras de hecho, pero no te sientas en tu torre y esperes que alguien te salve. ¡Sálvate a ti mismo!

  1. El planeta entero gira en torno a ellos y su horario

Ah, y tienes que dejar todo lo que estás realizando en este preciso momento para venir a ayudarlos. Si se tratara de una emergencia inesperada, sólo podría ser gracias a la mala y deficiente planeación de la persona malagradecida, la mala gestión del tiempo o la irresponsabilidad de su parte. Se equivocaron (de nuevo) y esperan que vengas corriendo para salvarlos justo este mismo segundo.

Si alguien está dispuesto a prestar voluntariamente su tiempo para ayudarte con algo entonces lo menos que puedes llevar a cabo es trabajar tu horario cerca del de él o llevarlo a cabo en un tiempo en que los dos sean libres. Estar agradecidos por su asistencia significa comprender que su tiempo es tan precioso para ellos como el de él es para ti.

  1. Un individuo malagradecido comúnmente “muerde la mano que le alimenta”

Sin importar toda tu asistencia, la gente ingrata se volverá contra ti. Hablarán detrás de tu espalda. Dirán que jamás los ayudas. Que hacen todo el trabajo y tú no haces nada. Sin importar todo lo que hicieron por ellos, le dirán a sus amigos u otros integrantes de la familia la persona horrible que eres con el objetivo de conseguir más simpatía de la gente que no pueden ayudar.

Si alguien te ayuda o hace algo satisfactorio para ti sin ninguna expectativa de recompensa, agradéceles siempre que poseas una ocasión. Algunas veces ser reconocido es recompensa suficiente.

https://gutenbergrocks.wpengine.com/estas-6-senales-permiten-detectar-amigo-familiar-envidioso/

  1. Los malagradecidos siempre recordarán la vez que no les ayudaste

El que es malagradecido jamás te dejará olvidar que una vez no pudiste ayudarlos. Da igual si fue debido a la falta de tiempo o de fondos. Ellos te culparán hasta el fin de los tiempos.

Si alguien no puede ayudarte ya sea por falta de recursos, conocimiento o tiempo, entonces entiende. Diles que estás agradecido de que estuvieran dispuestos a ayudar incluso si no eran capaces.

Todos necesitamos ayuda de vez en cuando y nadie debe avergonzarse de pedir o recibir ayuda. Cuando eres capaz de devolver el favor en una fecha posterior, entonces muestras agradecimiento. Si tienes personas verdaderamente especiales en tu vida que dan desinteresadamente y no piden ninguna recompensa entonces debes hacerles saber cuan agradecido estás de tenerlos en tu vida.

https://gutenbergrocks.wpengine.com/8-senales-te-ayudaran-distinguir-una-persona-sincera-una-hipocrita/

 

 

MÚSICA Schubert – Serenade…

 

Hans Asperger. AUTISMO…

Un libro revela la verdad

Hans Asperger, el nazi exterminador de niños oculto detrás del célebre pediatra

Una historiadora, madre de un chico con autismo, investigó el secreto mejor guardado del científico que indentificó una de las formas de esa enfermedad. Clarín entrevistó a la autora.

Asperger, en acción. El libro “Asperger’s Children: Los orígenes del autismo en la Viena nazi” revela el exterminio de chicos que dispuso el médico.

 

 

 

Su apellido figura en la historia médica de cientos de miles de niños y niñas de todo el mundo. Las enciclopedias lo recuerdan como un pediatra, investigador, psiquiatra y profesor de medicina austríaco reconocido por sus tempranos estudios sobre desórdenes psicológicos en la infancia. Sin embargo, la biografía de Hans Asperger esconde un pasado siniestro: durante el nazismo, fue cómplice del régimen sumándose con sus diagnósticos a las políticas de exterminio que aplicó el III Reich sobre las criaturas que eran diagnosticadas como “poco aptas” o deficientes. Detrás de los retratos que lo recuerdan como un sanador de chicos, la historiadora estadounidense Edith Sheffer acaba de develar un accionar criminal en su libro Asperger’s Children: Los orígenes del autismo en la Viena nazi que ha generado estupor en los Estados Unidos y en Europa en las últimas semanas.

"El curioso incidente del perro a medianoche": llega la multipremiada obra basada en un best-seller

Mirá también

“El curioso incidente del perro a medianoche”: llega la multipremiada obra basada en un best-seller

El volumen aún no llegó a la Argentina, pero sí su repercusión. Los medios europeos y de América del norte han publicado reseñas y entrevistas en las que se preguntan, como una letanía, ¿cómo fue posible que el pediatra Hans Asperger muriera en 1980 impune? Investigadora del Instituto de Estudios Europeos de la Universidad de California, Berkeley, la profesora Edith Sheffer tiene una hipótesis: “Solo los líderes del programa de eutanasia fueron llevados a juicio y ha llevado décadas que se reconociera el papel de los actores menores. Además, Asperger afirmó después de la guerra que había resistido al nazismo y que, de hecho, había rescatado niños del programa de eutanasia; dado que nunca se había unido al partido nazi, sus afirmaciones parecían verosímiles”, dice a Clarín en un correo electrónico que escribe desde su casa en Palo Alto, California.

Asperger. Dormitorio de niños en el hospital Spiegelgrund (1940).

Asperger. Dormitorio de niños en el hospital Spiegelgrund (1940).

Es de tarde y con los pies apoyados sobre una mesa baja de madera, Sheffer escribe en el patio mientras sus hijos están en la escuela. “Durante el trabajo con este libro, mi hija se sentaba muchas veces conmigo diciendo que necesitaba que me animaran porque el tema era muy triste”, recuerda. Su investigación demandó siete años y comenzó de manera muy personal. Casi íntima: cuando apenas tenía 17 meses, su hijo Éric fue diagnosticado como autista. “Como cualquier madre, leí todo lo que pude sobre eso”, recuerda la historiadora. Varios de los documentos que encontró mencionaban a Asperger. Referían a su trabajo en la Viena nazi, recordaban que había defendido con heroísmo a varios niños de una muerte segura en campos de exterminio e incluso saludaban que hubiera definido el autismo de manera positiva al reparar en la notable inteligencia de algunos de sus pequeños pacientes. Justamente esa era la historia que ella quería contar: la de un héroe. Sin embargo, lo que encontró fue algo muy distinto. Y pavoroso.

Edith Sheffer, historiadora estadounidense, Investigadora del Instituto de Estudios Europeos de la Universidad de California, Berkeley.

Edith Sheffer, historiadora estadounidense, Investigadora del Instituto de Estudios Europeos de la Universidad de California, Berkeley.

–Hasta la publicación de su libro, el doctor Asperger era recordado como un científico honorable que perfiló un trastorno del espectro autista. ¿Cómo descubrió que esto no era así?

–Sí, Hans Asperger tenía una gran reputación. Era recordado porque había defendido las capacidades de niños con algún trastorno, e incluso se decía que había rescatado a chicos de la muerte en el programa nazi de eutanasia. Esto estaba en la página sobre él de la Wikipedia. Me propuse contar esta historia heroica, pero sucedió que apenas consulté el primer archivo, vi que Asperger era en realidad cómplice de la política de higiene racial nazi y que esto iba a ser, en verdad, una historia de terror.

Quién es y qué piensa la chica que sacude al mundo

Mirá también

Quién es y qué piensa la chica que sacude al mundo

–¿Qué la motivó a transformar ese primer descubrimiento en una extensa investigación y en este libro?

–Cuando me enteré de la participación de Asperger, pensé en abandonar el proyecto. A mi hijo, Eric, le diagnosticaron autismo, y la idea de escribir sobre un hombre así me provocó pesadillas. También fue insoportable leer los archivos de los casos de aquellos chicos que sufrieron tanto. Honestamente, no creí que pudiera convivir día tras día con este material.

Asperger. Una sala de juegos en el hospital pediátrico, 1921.

Asperger. Una sala de juegos en el hospital pediátrico, 1921.

–Usted explica que Asperger nunca se afilió al partido nazi. ¿Cómo se convirtió en un médico respetado entre los nazis entonces?

–No era inusual que Asperger no se uniera al partido nazi. Solo tres de cada diez médicos en Viena lo hicieron. Y contó con el apoyo incondicional de su mentor Franz Hamburger, el celoso director nazi del Hospital Infantil de la Universidad de Viena. Hamburger lo nombró jefe de Clínica en su hospital y le concedió oportunidades de liderazgo.

El drama de Mauro Szeta: su nieto, diagnosticado con Asperger, debe empezar la primaria y los colegios lo rechazan

Mirá también

El drama de Mauro Szeta: su nieto, diagnosticado con Asperger, debe empezar la primaria y los colegios lo rechazan

–Se lee en su libro que las investigaciones de Asperger fueron poco científicas. ¿Cuáles eran las bases que usó para definir a los niños como autistas?

–El trabajo fundamental de Asperger sobre la psicopatía autista fue su tesis postdoctoral, escrita para ascender a profesor titular en el apogeo de la guerra. No se lee como una obra científica bien pensada. Se contradice en muchos lugares, y se basa principalmente en estudios de caso de apenas cuatro niños que eran bastante diferentes entre sí. Asperger menciona, de paso, que ha visto otros 200 casos en diez años, pero no entra en detalles. Así, terminó definiendo al autismo una “psicopatía”, que en aquella Alemania tenía connotaciones de criminalidad y abandono. De hecho, creía que el sadismo y la malicia eran intrínsecos a esta condición, lo cual es antitético a la forma en que vemos el autismo hoy en día.

Personal del hospital pediátrico en 1933. Asperger está abajo a la derecha.

Personal del hospital pediátrico en 1933. Asperger está abajo a la derecha.

–Usted revela que en la clínica pediátrica Spiegelgrund de Viena se practicó la eutanasia de aquellos niños que eran considerados irrecuperables. Murieron ahí 789 pequeños pacientes. ¿Cuál fue el papel de Asperger en este plan de exterminio?

–Como pediatra, Asperger trasladó a Spiegelgrund a niños que consideraba gravemente discapacitados. Fue él quien decidió el envío de chicos con múltiples capacidades, desde su clínica, como experto médico de la ciudad de Viena, y como pediatra consultor en escuelas de recuperación.

“Asperger creía que el sadismo y la malicia eran intrínsecos al autismo, lo cual es antitético a la forma en que vemos el autismo hoy en día”

"Asperger creía que el sadismo y la malicia eran intrínsecos al autismo, lo cual es antitético a la forma en que vemos el autismo hoy en día"

Edith Sheffer

HISTORIADORA

–¿Cómo es posible que hubiera padres que llevaban a sus hijos a Spiegelgrund para ser exterminados?

–Sí, algunos padres deseaban que sus hijos fueran admitidos en Spiegelgrund, e incluso pidieron directamente al personal que los matara. Por ejemplo, una mujer, cuyo marido estaba luchando en la guerra, sentía que sus muchos hijos eran una carga que la condenaba a la pobreza y, por eso, llegó a ver en los principios eugenésicos nazis el “lado indigno de la vida”. Incluso me encontré con algunas cartas de agradecimiento escritas por los padres al personal de Spiegelgrund por matar a sus hijos, diciendo que las muertes eran un alivio para la familia o que ponían fin al sufrimiento del niño.

Autismo: series y películas que llevan el tema a la pantalla

Mirá también

Autismo: series y películas que llevan el tema a la pantalla

–Le llamó la atención el papel de las mujeres en este plan de exterminio de niños. ¿Qué hicieron concretamente?

–A diferencia de otros programas de exterminio masivo, las mujeres desempeñaron un papel central. Administraron sobredosis de barbitúricos a los niños –ya sea triturándolos para convertirlos en los alimentos que los pequeños pacientes comerían o inyectándoselos– hasta que los chicos se debilitaban y morían, por lo general de neumonía. Esto tenía que parecer una causa natural de muerte.

Hans Asperger murió impune aunque había dispuesto el exterminio de decenas de niños y niñas.

Hans Asperger murió impune aunque había dispuesto el exterminio de decenas de niños y niñas.

–En sus trabajos, Asperger identificó a algunos niños con “inteligencia autista superior”. ¿Qué les pasó a estos niños?

–Si bien Asperger derivó a muchos niños a Spiegelgrund, argumentó que los que se encontraban en el extremo “favorable” de la “gama” de autistas tenían habilidades extraordinarias y, por lo tanto, debían recibir una atención de primera clase. Para estos pacientes, él abogó por muchos de los enfoques progresistas que seguimos hoy en día: terapia de juego intensivo, cuidados genuinos y acompañamiento en la escuela.

“Algunos padres deseaban que sus hijos fueran admitidos en Spiegelgrund, e incluso pidieron directamente al personal que los matara”

"Algunos padres deseaban que sus hijos fueran admitidos en Spiegelgrund, e incluso pidieron directamente al personal que los matara"

Edith Sheffer

HISTORIADORA

–En general, se piensa que una evaluación médica es objetiva. Sin embargo, usted escribe: “Los diagnósticos médicos realizados por una sociedad son el reflejo de sus valores, sus preocupaciones y sus esperanzas”. ¿Cuál fue el papel del diagnóstico en el nazismo?

–Los médicos y los investigadores pueden darle un nombre a una patología, pero la sociedad juega un papel importante en la forma en que se entienden. Los diagnósticos no se nos imponen simplemente. Los aceptamos, los perpetuamos y participamos en su creación. El filósofo Ian Hacking ha descrito cómo los diagnósticos nos llevan a “inventar personas”. Los términos de una clasificación dan forma a las percepciones de las personas a las que se les aplica. Las acciones de un niño clasificado como autista, por ejemplo, a menudo se leen a través del lente del diagnóstico, como algo intrínsecamente autista, que puede oscurecer la singularidad del niño como individuo. El III Reich estaba “inventando gente” en el sentido más extremo. En su elaborado régimen de clasificación, los psiquiatras infantiles basaron sus análisis más en las preocupaciones ideológicas que en las características reales de esos pacientes que estaban ante ellos. La psiquiatría infantil nazi tenía el poder, literalmente, de deshacer a la gente.

Asperger's Children: Los orígenes del autismo en la Viena nazi salió en Estados Unidos y en Francia.

Asperger’s Children: Los orígenes del autismo en la Viena nazi salió en Estados Unidos y en Francia.

–¿Por qué consideró importante que el libro incluyera el testimonio de Eric, su hijo?

–Eric me preguntó si podía escribir algo para el libro. Siempre ha sido un gran entusiasta de este trabajo, habla de él con la gente en la escuela, de manera que pensé que era importante llevar mis hallazgos más allá de la Historia y aplicarlos a la forma en que los niños diagnosticados con autismo son tratados hoy en día. Él está muy orgulloso de su contribución cuando escribió: “El autismo no es real; todos tenemos problemas. Algunos son más visibles que otros, eso es todo. El autismo no es una discapacidad o un diagnóstico, es un estereotipo que se le aplica a algunos individuos”.

 
 
A %d blogueros les gusta esto: