RSS

Archivo de la categoría: LEYENDAS

Charles Aznavour – La Bohemia –

 

ENTRE DOS AGUAS…

 

ROMANCE ANÓNIMO…

 

SER FUERTE…

 

A veces lloro y no por debilidad, sino por estar cansada de ser fuerte

Valeria Sabater ·  6 noviembre, 2015

Debemos darnos una licencia de vez en cuando para poder desahogarnos y conectar con nosotros mismos. Ello no implica debilidad, sino conocimiento de nuestros límites y capacidades.

Ser fuerte es agotador. A veces nos cansamos, llegamos al límite de nuestras fuerzas y, simplemente, nos dejamos llevar. Llorar no es rendirse, ni aún menos es signo de debilidad.

En ocasiones no tenemos más remedio que recurrir a este desahogo necesitado porque estamos cansadas. Cansadas de ser fuertes. Porque la vida exige demasiado, y quienes nos rodean no siempre son conscientes de todo lo que damos a cambio de nada.

No lleves el peso del mundo a tus espaldas. Carga con todo aquello que de verdad es esencial para ti y no olvides nunca que tu corazón necesita de un espacio privilegiado para ti misma. Y sin necesitas llorar, hazlo, porque solo los más fuertes pueden permitírselo.

No se puede ser fuerte todos los días

Es posible que también a ti te educaran bajo esa idea de que las lágrimas deben «tragarse». De que la vida es dura y que llorar no sirve de nada. Esta idea, a largo plazo, puede ocasionarnos problemas muy serios a nivel emocional.

  • El «no llorar» implica a veces no demostrar lo que sentimos y esconder bajo falsas apariencias «que no estamos bien».
  • Si te empeñas en aparentar normalidad, escondiendo sentimientos y problemas, al final no solo esconderás tus emociones ante el mundo, también las esconderás para ti misma.
  • Las emociones que se ocultan son problemas que no se afrontan. Y un problema no gestionado es una emoción que acaba somatizándose en forma de dolor de cabeza, de migrañas, cansancio, tensión muscular, mareos, problemas digestivos…

No se puede ser fuerte todos los días, al igual que nadie puede esconder su malestar o tristeza durante toda su vida. No es saludable ni higiénico. Debes permitirse ese instante de desahogo donde las lágrimas actúan como auténticas liberadoras de estrés, nervios y emociones.

  • Llorar sana.
  • Las lágrimas son un desahogo que conforma el primer paso del cambio. Supone asumir nuestras emociones y liberarlas.
  • Tras el lloro llega la calma. Nos sentimos más relajadas para ver la realidad y tomar decisiones.
No se puede ser fuerte todos los días.

Lee también: Solo tú sabes todo lo que has superado y lo que has dejado ir

La necesidad de ser fuerte cuando la vida nos pide demasiado

Nadie más que tú sabe lo que has invertido para estar donde estás. A lo que has tenido que renunciar por los tuyos, por la gente que amas.

Y todo lo has hecho con libre voluntad porque era lo que deseabas, es algo que sabes, pero siempre llega un momento en que parece que la vida y, más aún, las personas que te rodean, no nos tratan con el aprecio que nosotros hemos mostrado.

Debes ser fuerte ante una sociedad que no te pone facilidades en temas sociales y laborales. Mostrar fortaleza ante una familia que no siempre es tan fácil de llevar como debería, ante unos padres, hermanos o pareja que, en ocasiones, suelen priorizarse demasiado a ellos mismos, sin tenerte en cuenta.

Y en efecto, hay días que te cansas de ser fuerte, de llevarlo todo sobre tus espaldas y entonces… Necesitas llorar.

Es importante poner límites y que la vida nos pida solo aquello que podemos ofrecer

Nadie puede dar más de lo que tiene. Es imposible que ofrezcas alegrías y felicidades a los tuyos si ellos no te atienden y te corresponden con el mismo cariño, con el mismo afecto.

La clave está en el equilibrio. Para lograr ser fuerte y poder con toda tarea a lo largo del día y, a su vez, cumplir con esos objetivos que tenemos en mente teniendo en cuenta las dificultades, es importante poner en práctica estas dimensiones.

  • Ser fuerte implica primero estar bien contigo misma. Cultiva tu crecimiento personal, disfruta de tus momentos personales, de tus aficiones. Ama a cada persona que tienes a tu lado y, sobre todo, ámate a ti misma.
  • Los más fuertes son los que saben amar y a su vez amarse a ellos mismos. Y no, ello no es una muestra de egoísmo.
  • Ser fuerte requiere también liberar pesos que dificultan nuestro avance, que hieren nuestro bienestar y que nos ocasionan sufrimiento. Sabemos que en ocasiones duele, pero es necesario dejar de dar prioridad a todos aquellos que no nos tienen en cuenta.
Es importante poner límites para ser fuerte.

Te recomendamos leer: Hay que aprender a alejarse de quienes no nos necesitan

Ser fuerte implica permitirte «ser débil» de vez en cuando

¿Qué queremos decir con esto?

  • Tienes derecho a decir que «no puedes con esto y aquello», que te supera, que no vas a asumir más responsabilidades de las que ya tienes.
  • También tienes derecho a decir que «no puedes más», que necesitas un descanso.
  • Tienes derecho a pedir respeto, a demandar cariño, afecto y reconocimiento. Quien necesite de ti debe comprender que también tú necesitas de ellos.

Y, por supuesto, tienes todo el derecho a tus instantes de desahogo personal, de buscar un instante de intimidad para pasear y pensar en ti misma, para llorar, para escuchar tus pensamientos y atender tus emociones, para tomar decisiones y avanzar.

Porque la vida es, al fin y al cabo, eso mismo. Caminar nuestros propios senderos vitales con el máximo equilibrio y bienestar interior.

 

CAMILO SESTO…

PARA DISFRUTAR DE SUS CANCIONES…

 

La Tierra está hirviendo y la NASA lo confirma:

 

La Tierra está hirviendo y la NASA lo confirma: desde 1880 no se han visto temperaturas tan altas

shutterstock 146103296
IGORZH/SHUTTERSTOCK

Ya nos acostumbramos a ver noticias constantes sobre el calentamiento global. Y es que es una realidad. El clima de la Tierraestá cambiando, no es ninguna novedad, pero en los últimos años esos cambios se han dado a pasos agigantados. Nuestro planeta se está calentando rápidamente y, obviamente, quienes causan este aceleramiento en el aumento de las temperaturas somos los seres humanos.

Seguramente hayas visto que en los últimos años las temperaturas durante el verano han sido más altas de lo normal, En ocasiones puede no parecer mucho, pero cuando se trata del aumento promedio de la temperatura de toda la Tierra, las consecuencias a corto y largo plazo son alarmantes.

Uno de los datos más impactantes en ese sentido es que 2018 fue el cuarto año más cálido de la historia (desde que empezó a registrarse la temperatura global, en 1880). ¿Ya es hora de reaccionar? Claro que lo es.

La Tierra aumenta cada vez más su temperatura

Las temperaturas de la superficie terrestre en 2018 fueron las cuartas más cálidas desde 1880, de acuerdo con los análisis realizados por la NASA y la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA, por sus siglas en inglés).

Dichas temperaturas globales fueron 0.83 º C más altas que la media de 1951 a 1980, periodo en el que se puede notar el inicio de la tendencia de aumento en las temperaturas, conforme el gráfico abajo. Además, los valores evidencian que los últimos 5 años fueron los más cálidos en el registro moderno.

NASA EARTH OBSERVATORY / JOSHUA STEVENS

Nueve de los 10 años más cálidos han ocurrido desde 2005, y los últimos cinco (2014-2018) registraron las temperaturas más altas.

Desde 1880, la temperatura media global de la Tierra ha aumentado aproximadamente 1 º C cada año, según el director del Instituto Goddard de Estudios EspacialesGavin Schmidt. En gran parte, lo que provoca este calentamiento es el incremento de las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera como consecuencia de actividades humanas contaminantes.

Video insertado

NASA

@NASA

The last five years have been the hottest in the modern record. 🌡️ So what? This means that fire seasons are burning hotter and longer 🔥 and melting ice is raising sea levels around the world. 🌊 Stay safe and informed: https://go.nasa.gov/2MUZ2Dt 

5.390 personas están hablando de esto

Inundaciones, olas de calor y frío, precipitaciones intensas y cambios en los ecosistemas son tan solo algunas de las consecuencias tangibles del calentamiento global en la actualidad. El problema avanza sin compasión y acabará destruyendo a la Tierra tal como la conocemos.

Las previsiones para 2019 no son demasiado alentadoras, teniendo en cuenta que solo en los primeros meses ya se vieron fenómenos poco comunes en diferentes lugares del mundo: heladas en América del Norte, olas de calor en el Sur, extremas cantidades de nieve en ciudades europeas e inundaciones en Oceanía.

La máxima prioridad para los próximos años deberá ser la reducción de estas emisiones de gases si no queremos que sea demasiado tarde para lamentarnos.

Puedes continuar leyendo:

 

ANÓNIMO VENECIANO…MUSICA

 

 
 
A %d blogueros les gusta esto: