RSS

Archivo de la categoría: RELIGIÓN

ESTOY HECHA DE RETAZOS…

ESTOY HECHA DE RETAZOS…

Estoy hecha de retazos.
Pedacitos coloridos de cada vida que pasa por la mía
y que voy cosiendo en el alma.
No siempre son bonitos,
ni siempre felices,
pero me agregan y me hacen ser quien soy.
En cada encuentro, en cada contacto,
voy quedando mayor…
En cada retazo una vida,
una lección, un cariño, una nostalgia…
Que me hacen más persona,
más humana, más completa.
Y pienso que es así como la vida se hace:
de pedazos de otras gentes que se van convirtiendo en parte de la gente también.
Y la mejor parte es que nunca estaremos listos ni finalizados…
Siempre habrá un retazo para añadir al alma.
Por lo tanto, gracias a cada uno de ustedes,
que forman parte de mi vida y que me permiten engrandecer mi historia con los retazos dejados en mí.
Que yo también pueda dejar pedacitos de mí por los caminos y que puedan ser parte de sus historias.
Y que así, de retazo en retazo podamos convertirnos, un día,
en un inmenso bordado de “nosotros”.

Cora Coralina. Poetisa carioca.

La imagen puede contener: una persona

Toñi Tecles

ESTOY HECHA DE RETAZOS…

Estoy hecha de retazos.
Pedacitos coloridos de cada vida que pasa por la mía
y que voy cosiendo en el alma.
No siempre son bonitos,
ni siempre felices,
pero me agregan y me hacen ser quien soy.
En cada encuentro, en cada contacto,
voy quedando mayor…
En cada retazo una vida,
una lección, un cariño, una nostalgia…
Que me hacen más persona,
más humana, más completa.
Y pienso que es así como la vida se hace:
de pedazos de otras gentes que se van convirtiendo en parte de la gente también.
Y la mejor parte es que nunca estaremos listos ni finalizados…
Siempre habrá un retazo para añadir al alma.
Por lo tanto, gracias a cada uno de ustedes,
que forman parte de mi vida y que me permiten engrandecer mi historia con los retazos dejados en mí.
Que yo también pueda dejar pedacitos de mí por los caminos y que puedan ser parte de sus historias.
Y que así, de retazo en retazo podamos convertirnos, un día,
en un inmenso bordado de “nosotros”.

Cora Coralina. Poetisa carioca.

 

LIBERTAD ALBANO Y ROMINA….

 

Depresión y calidad de vida en la vejez…

Depresión y calidad de vida en la vejez: una mirada multidimensional

EN MAYO DE ESTE AÑO SE HA PUBLICADO UN ARTÍCULO ESPECIALMENTE INTERESADO EN SABER HASTA QUÉ PUNTO LA DEPRESIÓN ESTÁ ASOCIADA CON FACETAS ESPECÍFICAS DE LA CALIDAD DE VIDA EN LAS PERSONAS DE EDAD AVANZADA.

La depresión es un trastorno mental común y una de las principales causas de discapacidad en todo el mundo (OMS 2020).

Los afectados experimentan un estado de ánimo decaído y pesimista, así como un interés, disfrute, energía y actividad reducidos, durante más de dos semanas. A menudo la depresión se acompaña de síntomas adicionales como cambios en el sueño y el apetito, ansiedad, sentimientos de culpa y baja autoestima o poca concentración.

Los trastornos depresivos se encuentran entre las alteraciones mentales más extendidas en la vejez, con una prevalencia del 7,2% (IC del 95%: 4,4 a 10,6%) para la depresión mayor, y del 17,1% (9,7 a 26,1%) para los trastornos depresivos por debajo de los criterios clínicos de depresión, entre los mayores de 75 años, según un metanálisis de hace ocho años (Luppa et al. 2012)

La calidad de vida (QOL) se puede definir como la “percepción individual en la vida, en el contexto de la cultura y los sistemas de valores en los que se viven, y en relación con sus objetivos, expectativas, estándares y preocupaciones” (THE WHOQOL GROUP 1995).

Sivertsen y col. (2015) encontraron una asociación clara entre el trastorno afectivo y la calidad de vida en las personas mayores.

En mayo de este año se ha publicado un artículo (Hussenoeder, FS, Jentzsch, D., Matschinger, H. y col. Depresión y calidad de vida en la vejez: una mirada más cercana. Eur J Aging (2020). https://doi.org/10.1007/s10433-020-00573-8) especialmente interesado ??en saber hasta qué punto la depresión está asociada con facetas específicas de la calidad de vida en las personas de edad avanzada.

Se utilizó una muestra representativa de la población alemana (n ?= 805) y otro de personas diagnosticadas con depresión (n?= 106). Se evaluó la calidad de vida con el WHOQOL-OLD, un instrumento que trata específicamente los vectores que son relevantes para las personas mayores de 60 años.

Como destacamos en el párrafo anterior, el estudio se efectuó sobre un total de 911 individuos. De éstos 498 eran mujeres (54.7%). Los 805 restantes (52.2%) eran parte de la población general, de los que 106 (73.6%) tenían un diagnóstico clínico de depresión.

La primera conclusión es que los diagnosticados de depresión tenían más probabilidades de ser mujeres y vivir con familiares. Tenían, asimismo, menos probabilidades de vivir en pareja y exhibían diferencias con respecto al nivel de estudios.

Comparando a la población general con los datos recogidos en el formulario WHOQOL-OLD, ésta muestra puntuaciones significativamente mejores en habilidades sensoriales, autonomía, participación social.

En todos los casos la población general exhibió una mejor calidad de vida, un resultado que coincide con otros estudios que muestran los efectos negativos de la depresión en diferentes aspectos de la calidad de vida (Cao et al.2016 ; Chang y col. 2016 ; Diefenbach y col. 2012 ; Helvik y col. 2016 ; Ho y col. 2014) y el hecho de que la CDV puede mejorar después de la remisión de la depresión (Helvik et al. 2016).

Además, el número de enfermedades crónicas, las habilidades de la vida diaria y el estado cognitivo tuvieron un impacto significativo en la calidad de vida.

Las personas diagnosticadas con depresión mostraron una reducción de la calidad de vida en relación con las relaciones sociales (WHOQOL-BREF), que coincide con la observación de que la depresión está relacionada con el aislamiento social, especialmente en una población mayor (Alpass y Neville 2003).

Mientras que el aislamiento social, en cierta medida puede ser visto como un síntoma de la depresión, también hay investigaciones que sugieren que éste junto con la pérdida de seres cercanos, son factores de riesgo para la depresión (Choi et al. 2015 ; Courtin y Knapp 2017; Stein et al. 2019). Esto es especialmente problemático ya que las personas mayores, por ejemplo, debido al abandono de la relación laboral, la muerte de seres queridos o las limitaciones de movilidad, son más propensas que las personas más jóvenes a experimentar soledad y aislamiento.

Los individuos con diagnóstico de depresión mostraron la calidad de vida significativamente menor con respecto a las capacidades sensoriales.

Desde una perspectiva metodológica, este trabajo demuestra que un enfoque multidimensional de la calidad de vida en personas mayores es útil ya que no todas las factores/dimensiones se ven afectadas de la misma manera.

En resumen:

El estudio mostró que las personas diagnosticadas con depresión exhibieron una menor calidad de vida con respecto a los parámetros de salud física, psicológica, relaciones sociales y calidad de vida global (OMSQOL-BREF), y con respecto a las capacidades sensoriales (OMSQOL-OLD), actividades pasadas, presentes y futuras, y participación social.

En el análisis de regresión no hubo diferencias significativas entre individuos con y sin depresión con respecto al entorno (WHOQOL-BREF), autonomía, mortalidad y morbilidad, e intimidad (WHOQOL-OLD).

La relación entre depresión y calidad de vida en la edad avanzada es selectiva, en términos de qué aspectos de dicha calidad de vida se ven afectados.

Haz clic aquí si quieres acceder al estudio.

 

5 PASOS PARA SER UNA PERSONA MÁS MADURA…

5 PASOS PARA SER UNA PERSONA MÁS MADURA

ALBERTO

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

La madurez es un proceso gradual que se va dando a través de la vida y que, aunque puedas pensar lo contrario, no tiene mucho que ver con la edad sino con la forma en la que afrontas cada experiencia en tu vida. Hay personas que por muchos años que tengan nunca logran ser maduros.

Ser una persona más madura es algo con lo que podemos comprometernos nosotros mismos, si estamos decididos a ello podemos dar una serie de pasos para lograrlo. Comparto contigo 5 que te serán muy útiles.

Comprométete: Con todos los aspectos de tu vida. Si estás haciendo algo en tu vida que el compromiso sea real, bien sea una relación de pareja, tu trabajo o cualquier otra cosa. Cuando eres una persona en camino a la madurez demuestras el compromiso que tienes con los diferentes aspectos de tu vida y no tomas las cosas a la ligera.

Toma responsabilidad por tus acciones: Si realmente quieres alcanzar la madurez es el momento de dejar de culpar a otros por tus acciones, de buscar excusas externas o de encogerte de hombros cuando te piden explicaciones. Es el momento de empezar a asumir que tus actos tienen consecuencias que tienes que asumir.

Sé agradecido: Con la vida en general. Aunque nuestra situación no se la mejor o la que esperamos siempre hay cosas que agradecer en la vida y esa actitud nos hará mucho más viable salir adelante, entender esta situación es una demostración de madurez muy necesaria.

Ten apertura: Una clara señal de madurez es tener la capacidad de escuchar a otros y entender su posición. Una persona inmadura más bien es alguien que se cierra, que no quiere escuchar y que menosprecia las ideas de otros.

Sé respetuoso: El respeto a los demás, a las diferencia de ideas o a la forma en la que otros actúan es una importante señal de madurez. Apegarse a aquello de haz el bien y no mires a quien (no lo hace), es una demostración de que claramente estamos siendo alguien maduro.

La madurez nos permite ser personas con la capacidad para comprender lo que ocurre a nuestro alrededor y actuar de la forma más adecuada, nos ahorra problemas, nos permite vivir más tranquilos y nos ayuda a enfocar nuestras energías en lo verdaderamente importante.

 

SER FUERTE…

 

A veces lloro y no por debilidad, sino por estar cansada de ser fuerte

Valeria Sabater ·  6 noviembre, 2015

Debemos darnos una licencia de vez en cuando para poder desahogarnos y conectar con nosotros mismos. Ello no implica debilidad, sino conocimiento de nuestros límites y capacidades.

Ser fuerte es agotador. A veces nos cansamos, llegamos al límite de nuestras fuerzas y, simplemente, nos dejamos llevar. Llorar no es rendirse, ni aún menos es signo de debilidad.

En ocasiones no tenemos más remedio que recurrir a este desahogo necesitado porque estamos cansadas. Cansadas de ser fuertes. Porque la vida exige demasiado, y quienes nos rodean no siempre son conscientes de todo lo que damos a cambio de nada.

No lleves el peso del mundo a tus espaldas. Carga con todo aquello que de verdad es esencial para ti y no olvides nunca que tu corazón necesita de un espacio privilegiado para ti misma. Y sin necesitas llorar, hazlo, porque solo los más fuertes pueden permitírselo.

No se puede ser fuerte todos los días

Es posible que también a ti te educaran bajo esa idea de que las lágrimas deben «tragarse». De que la vida es dura y que llorar no sirve de nada. Esta idea, a largo plazo, puede ocasionarnos problemas muy serios a nivel emocional.

  • El «no llorar» implica a veces no demostrar lo que sentimos y esconder bajo falsas apariencias «que no estamos bien».
  • Si te empeñas en aparentar normalidad, escondiendo sentimientos y problemas, al final no solo esconderás tus emociones ante el mundo, también las esconderás para ti misma.
  • Las emociones que se ocultan son problemas que no se afrontan. Y un problema no gestionado es una emoción que acaba somatizándose en forma de dolor de cabeza, de migrañas, cansancio, tensión muscular, mareos, problemas digestivos…

No se puede ser fuerte todos los días, al igual que nadie puede esconder su malestar o tristeza durante toda su vida. No es saludable ni higiénico. Debes permitirse ese instante de desahogo donde las lágrimas actúan como auténticas liberadoras de estrés, nervios y emociones.

  • Llorar sana.
  • Las lágrimas son un desahogo que conforma el primer paso del cambio. Supone asumir nuestras emociones y liberarlas.
  • Tras el lloro llega la calma. Nos sentimos más relajadas para ver la realidad y tomar decisiones.
No se puede ser fuerte todos los días.

Lee también: Solo tú sabes todo lo que has superado y lo que has dejado ir

La necesidad de ser fuerte cuando la vida nos pide demasiado

Nadie más que tú sabe lo que has invertido para estar donde estás. A lo que has tenido que renunciar por los tuyos, por la gente que amas.

Y todo lo has hecho con libre voluntad porque era lo que deseabas, es algo que sabes, pero siempre llega un momento en que parece que la vida y, más aún, las personas que te rodean, no nos tratan con el aprecio que nosotros hemos mostrado.

Debes ser fuerte ante una sociedad que no te pone facilidades en temas sociales y laborales. Mostrar fortaleza ante una familia que no siempre es tan fácil de llevar como debería, ante unos padres, hermanos o pareja que, en ocasiones, suelen priorizarse demasiado a ellos mismos, sin tenerte en cuenta.

Y en efecto, hay días que te cansas de ser fuerte, de llevarlo todo sobre tus espaldas y entonces… Necesitas llorar.

Es importante poner límites y que la vida nos pida solo aquello que podemos ofrecer

Nadie puede dar más de lo que tiene. Es imposible que ofrezcas alegrías y felicidades a los tuyos si ellos no te atienden y te corresponden con el mismo cariño, con el mismo afecto.

La clave está en el equilibrio. Para lograr ser fuerte y poder con toda tarea a lo largo del día y, a su vez, cumplir con esos objetivos que tenemos en mente teniendo en cuenta las dificultades, es importante poner en práctica estas dimensiones.

  • Ser fuerte implica primero estar bien contigo misma. Cultiva tu crecimiento personal, disfruta de tus momentos personales, de tus aficiones. Ama a cada persona que tienes a tu lado y, sobre todo, ámate a ti misma.
  • Los más fuertes son los que saben amar y a su vez amarse a ellos mismos. Y no, ello no es una muestra de egoísmo.
  • Ser fuerte requiere también liberar pesos que dificultan nuestro avance, que hieren nuestro bienestar y que nos ocasionan sufrimiento. Sabemos que en ocasiones duele, pero es necesario dejar de dar prioridad a todos aquellos que no nos tienen en cuenta.
Es importante poner límites para ser fuerte.

Te recomendamos leer: Hay que aprender a alejarse de quienes no nos necesitan

Ser fuerte implica permitirte «ser débil» de vez en cuando

¿Qué queremos decir con esto?

  • Tienes derecho a decir que «no puedes con esto y aquello», que te supera, que no vas a asumir más responsabilidades de las que ya tienes.
  • También tienes derecho a decir que «no puedes más», que necesitas un descanso.
  • Tienes derecho a pedir respeto, a demandar cariño, afecto y reconocimiento. Quien necesite de ti debe comprender que también tú necesitas de ellos.

Y, por supuesto, tienes todo el derecho a tus instantes de desahogo personal, de buscar un instante de intimidad para pasear y pensar en ti misma, para llorar, para escuchar tus pensamientos y atender tus emociones, para tomar decisiones y avanzar.

Porque la vida es, al fin y al cabo, eso mismo. Caminar nuestros propios senderos vitales con el máximo equilibrio y bienestar interior.

 

CAMILO SESTO…

PARA DISFRUTAR DE SUS CANCIONES…

 

El #SíndromedeAsperger forma parte de los Trastornos del Espectro del Autismo #TEA

El #SíndromedeAsperger forma parte de los Trastornos del Espectro del Autismo #TEA. Es un trastorno del neurodesarrollo; el cerebro de la persona con Asperger funciona de manera diferente a la habitual, especialmente en la comunicación e interacción social y en la adaptación flexible a las demandas diarias.

Comparte las características nucleares del autismo respecto a las dificultades en la comunicación social y en la flexibilidad de pensamiento y comportamiento.
Sin embargo, tiene un lenguaje fluido y una capacidad intelectual media e incluso superior a la media de la población.

Tiene dificultad para entender la comunicación no verbal (gestos, expresiones faciales, tono de voz, etc.) y los mensajes sutiles que se transmiten a través de este canal. Puede hablar durante mucho tiempo de sus temas de interés, pero tiene dificultad para saber cuándo terminar la conversación.
Le cuesta elegir temas de los que “hablar por hablar” o tener una charla “social” con otras personas.

Es muy literal; comprende el lenguaje según el significado exacto de las palabras por lo que muchas veces no entiende las bromas, los chistes, las metáforas o los sarcasmos.
Su expresión verbal es correcta pero, a veces, utiliza el lenguaje de manera muy formal, siendo demasiado preciso, técnico e incluso pedante.

Le resulta difícil reconocer y comprender las reglas sociales “no escritas” por lo que, a veces, puede comportarse de manera inadecuada sin darse cuenta.
Quiere relacionarse con los demás, pero no sabe cómo hacerlo por lo que, a veces, puede encontrarse solo. Al igual que manejarse en situaciones en las que tiene que interactuar con muchas personas a la vez, lo que puede parecer que no quiere relacionarse o integrarse en el grupo.

Puede parecer que no expresa sus emociones ni tiene en cuenta las de los demás pero, en realidad, es que le resulta muy complejo darse cuenta intuitivamente de cuáles son los sentimientos y emociones de otras personas.
Encuentra difícil expresar sus propias emociones de una manera convencional por lo que, a veces, puede parecer que reaccionan de manera inadecuada, desproporcionada o “fuera de lugar”.

#EvoluciónDeLaSaludMental
#TrastornosDelNeurodesarrollo

 
Imagen

PARA MI MADRE…

 

IDA VITALI… POEMA, EN EL DORSO DEL CIELO

En el dorso del cielo

No es casual 

lo que ocurre por azar: 

un fragmento de nada se protege 

del no ser, se entrecruza 

de signos, impulsos, 

síes y noes, atrasos y adelantos, 

trozos de geometría celeste, 

coordenadas veloces en el tiempo

y algo ocurre. 

Lazos para nosotros pálidos, 

son obvios para lo que no ve más, 

y nosotros la ventana abierta 

desde donde la tela blanca vuela 

cubierta de sueños. 

Pero uno llama azar 

a su imaginación insuficiente.

Ida Vitale

 

JOAN MANUEL SERRAT “LA SAETA”

 
 
A %d blogueros les gusta esto: