RSS

Archivo de la categoría: SALUD Y BIENESTAR 2

Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres…

Todos los 25 de noviembre se recuerda el día en que las hermanas y activistas dominicanas Mirabal fueron asesinadas
Otros artículos que te pueden interesar

“Si me matan, sacaré los brazos de la tumba y seré más fuerte”, solía decir Minerva Mirabal cuando ya se sabía amenazada. Minerva fue una de las tres hermanas dominicanas asesinadas brutalmente el 25 de noviembre de 1960 por órdenes del dictador Rafael Leónidas Trujillo, quien gobernó la República Dominicana desde 1930 hasta su asesinato, en 1961.​

Patria, María Teresa y Minerva Mirabal eran activas militantes contra el régimen de Trujillo, y aquel 25 de noviembre sus cuerpos aparecieron destrozados al noreste de República Dominicana. Horas antes, un escuadrón enviado por el dictador las había matado a golpes y metido dentro de un vehículo para simular un accidente. Nunca hubo dudas de que se trataba de un crimen.

Las mariposas

El asesinato de las hermanas Mirabal, conocidas como “las mariposas”, fue uno de los detonantes de la caída de Trujillo. Ellas se convirtieron en un símbolo de la lucha contra la violencia de género que afecta a las mujeres de todo el mundo.

Veinte años más tarde, en 1981, se celebró en Bogotá el Primer Encuentro Feminista de Latinoamérica y el Caribe donde se decidió asignar al 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, en memoria de Patria,  Minerva y María Teresa.

Una década después se inició la campaña “16 días de activismo contra la violencia de género”, durante el primer encuentro del Centro para el Liderazgo Global de Mujeres, en la Universidad de Rutgers, Nueva Jersey (Estados Unidos). Allí se propusieron actividades para la erradicación de la violencia de género desde el 25 de noviembre hasta el 10 de diciembre, Día de los Derechos Humanos. Estas jornadas se continúan realizando año a año.

Contra la violencia

En 1993, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer a la que definió como “todo acto de violencia basado en el género que tiene como resultado posible o real un daño físico, sexual o psicológico, incluidas las amenazas, la coerción o la prohibición arbitraria de la libertad, ya sea que ocurra en la vida pública o en la vida privada”.

En 1999, la ONU apoyó que el 25 de noviembre sea, en todo el mundo, una jornada de reivindicación a través de la resolución 54/134 e invitó a gobiernos, organizaciones internacionales y no gubernamentales a convocar actividades dirigidas a sensibilizar sobre el problema y a reclamar políticas en todos los países para su erradicación.​

Año a año, la violencia contra las mujeres es más visibilizada. En Argentina, así como en muchos otros países latinoamericanos, el movimiento “Ni una menos”, que nació para protestar contra la escalada de femicidios que se producen en todo el país y tuvo su primera marcha el 3 de junio de 2015, puso el tema en agenda definitivamente. A las manifestaciones cada vez más masivas se le sumó el primer Paro Internacional de mujeres, el 8 de marzo de 2017.

Pero aunque en los últimos 60 años –del asesinato de las hermanas Mirabal a la actualidad– se ha avanzado en materia de legislación, todavía existen normas y políticas que no solo omiten, sino que accionan mecanismos que generan mayores desigualdades de género, como por ejemplo la que condena la interrupción voluntaria del embarazo. Son, precisamente, las políticas públicas impulsadas por los Estados las que tienen la posibilidad de erradicar todos los tipos de violencia contra las mujeres, o al menos bregar por eso.

“Alcanzar la equidad de género pasa necesariamente por transformar las reglas sociales y los roles que subordinan a la mujer”, afirmó la directora regional de la ONU Mujeres para las Américas y el Caribe, Luiza Carvalho.​ ​La cifra es determinante: el 70% de las mujeres del mundo experimentan violencia en el transcurso de sus vidas.

El objetivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres no solo es llamar la atención sobre la desigualdad, la discriminación, los femicidios y las distintas formas de violencia machista, sino también reclamar la implementación de las políticas públicas que aún faltan para prevenirla y extirparla.

 

ENTRE DOS AGUAS…

 

CAMILO SESTO…

PARA DISFRUTAR DE SUS CANCIONES…

 

Así devora el cerebro el consumo de cocaína

DURAS CONSECUENCIAS

Así devora el cerebro el consumo de cocaína

El narcótico puede conllevar a la degeneración de la materia blanca del cerebro, un efecto peligroso y mortal

La producción de cocaína se situó en récord histórico en 2017 (Getty Images)

ANA AMAT VENDRELL, BARCELONA

14/08/2019 17:58Actualizado a14/08/2019 19:25

Cada vez es más alto el número de muertes vinculadas al consumo de drogas en el mundo, así como el número de consumidores y personas con problemas graves de drogadicción. Según datos del Informe Mundial sobre las Drogas de la ONU de este año, en 2017 el 5,5% de la población consumió drogas, y la producción de cocaínase situó en un récord histórico con 1.976 toneladas, un 25% más que el año anterior.

Mientras los números de producción van en aumento, los cerebrosde millones de habitantes del planeta se van quebrantando a ritmos precipitados. La cocaína, entre muchos otros factores, puede acarrear la muerte directa a causa de una degeneración de la sustanciablanca del cerebro.

La aniquilación del cerebro

El consumo del narcótico, en ocasiones, induce a la leucoencefalopatía, que supone el daño progresivo o la inflamación de la sustancia blanca del cerebro. “No es un trastorno muy usual, pero el efecto es muy peligroso y casi siempre mortal” explica a La Vanguardia Mari Carmen Sánchez, psicóloga profesional de Clínicas Cita, entidad especializada en casos de adicciones.

La leucoencefalopatía se puede presentar de distintas maneras: un nivel alterado de la conciencia, confusión, lenguaje y visión trastornada, fiebre o espasticidad (músculos contraídos) acompañados de la aguda degeneración de la materia blanca del cerebro.

La leucoencefalopatía supone el daño progresivo o la inflamación de la sustancia blanca del cerebro

Resonancias magnéticas de un cerebro tras el consumo de cocaína (British Medical Journal)

Esta imagen muestra los efectos de la cocaína en el cerebro de un paciente a través de resonancias magnéticas.

Según un estudio publicado en la prestigiosa revista medica British Medical Journal , un hombre de 45 años se presentó en la sala de emergencias de un centro hospitalario de Malta con confusión y un comportamiento inusual. “No podía realizar tareas simples y no seguía órdenes. Movía las cuatro extremidades en un movimiento extraño”, explica la doctora Abdilla en el informe del BMJ.

El paciente, adicto a la cocaína, empeoró horas después, hasta entrar en estado catatónico. Aunque los análisis de sangre eran normales, una resonancia magnética reveló que partes de la sustancia blanca de su cerebro habían sido “devoradas”.

La resonancia magnética revela que partes de la sustancia blanca del cerebro habían sido “devoradas”

La sustancia blanca es aquella parte del sistema nervioso encargada de la correcta transmisión de la información cerebral. Se puede considerar que coordina la comunicación entre los diferentes sistemas del cuerpo humano, tanto dentro como fuera del cerebro. En la sustancia blanca predominan los axones de las neuronas, lo cual significa que estas zonas del encéfalo que son de color blanco, en esencia, son autopistas neuronales, zonas de comunicación entre partes del cerebro.

La sustancia blanca: una autopista neuronal que facilita la comunicación entre las partes del cerebro

Sin embargo, no todas las consecuencias del consumo de cocaína conllevan a este escalofriante desenlace. La psicóloga especialista en adicciones, Mari Carmen Sánchez, detalla otros efectos, quizá mas usuales, producidos por el uso de este narcótico.

Consecuencias físicas

A efectos leves, la psicóloga Sánchez apunta que la cocaína estimula el sistema nervioso, causando breves sentimientos de euforia, aumento de la vivacidad del sujeto, locuacidad (habla mucho) y un sentimiento de poder. Las víctimas del consumo también pueden resultar sudorosas, inquietas y mareadas, así como tener náuseas y vómitos.

Pero luego aparecen efectos más agudos. El aumento del ritmo cardíaco y la presión arterial puede conllevar a un ritmo anormal y ataques mortales, incluso en gente joven y saludable. Asimismo, el consumo desmesurado puede provocar convulsiones y derramescerebrales.

Físicamente también podemos encontrar consecuencias hepáticas, renales, respiratorias, dermatológicas, neurológicas (donde se situaría la leucoencefalopatía o la hemorragia cerebral) y otorrinolaringólogas (úlceras nasales, perforación del tabique nasal o sinusitis).

Consecuencias psicológicas

El consumidor de cocaína, como detalla la especialista en adicciones, siente desconfianza, suspicacia, excitación, celos, irritabilidad evidente y agresividad, ansiedad, intranquilidad, tensión muscular, problemas de aprendizaje, de inteligencia y de personalidad, además de problemas familiares y económicos.

La parte humana

Como en todo, siempre existe una parte científica que da explicaciones concretas sobre una enfermedad y predice las consecuencias de esta. Pero ¿alguna vez has escuchado a una víctima? ¿Sabes cuál es la relación que tiene un consumidorhabitual con el estupefaciente? Para intentar ayudar a un paciente, a veces solo hace falta escucharlo y tratar de entender por qué motivos ha llenado ese vacío de su vida de un material artificial que solo le produce felicidad limitada.

Una consumidora de anfetaminas, popularmente conocido como speed, explica a La Vanguardia qué significa para ella esta sustancia, que al igual que la cocaína, tiene un efecto estimulante sobre el sistema nervioso, aumenta la resistencia física y hace disminuirla sensación de hambre y sueño.

Como conocí al “amor de mi vida”: el relato de una adicta

“Supongo que se espera que diga que conocí el speed porque un día me ofrecieron y no supe decir que no, que me sentía débil, influenciada por mi entorno o presionada a probar su encanto. O bien que he tenido una infancia difícil y/o he crecido en una familia desestructurada. Pero, a pesar de que estas circunstancias puedan ser las de muchos, no fueron las mías, así no es como empezó la relación con el que sería el amor de mi vida.

Mi relación con el speed empezó después de haber probado otras drogas, que sigo tomando por placer, de vez en cuando, si se da la ocasión. Empezando por el alcohol, que es una “droga”, por si alguien lo duda, es legal, pero no floja. Luego me familiaricé con los porros, seguido de las pastillas, éxtasis, mezclas sintéticas que probé para experimentar cosas nuevas, pero sin saber realmente qué era eso que me iba a tomar. Yo solo quería que me hiciese volar. Y al final, me tiré a la piscina de las anfetaminas con los ojos vendados, sin saber que la piscina estaba vacía y aunque el salto fuera adrenalina pura, la caída iba a doler.

Me tiré a la piscina de las anfetaminas con los ojos vendados sin saber que estaba vacía y, aunque el salto fuera adrenalina pura, la caída iba a doler”

Primero rayas pequeñas para aguantar la fiesta, y luego la fiesta era una escusa para meterme. De la fiesta a los planes con amigos de noche, luego las cervezas de tarde, y en exámenes me hacia una ralla para que con menos esfuerzo estudiara más conceptos, más rápido y mejor.

Y fue eso, no los exámenes, ni el speed. Sino, el sentirme que podía hacerlo todo sin esfuerzo, que tenia placer al momento y que me regalaba seguridad en mi misma. Y poco a poco, más me enamoraba de él y más hablaba de él. Y de ser un pasatiempo más en mi vida, ahora el tiempo, los días, las semanas y mis rutinas giraban entorno a él. Sentía mariposas en el estomago el momento en que lo iba a volver a tener. Y priorizaba el ir a comprarlo, priorizaba a las personas que aceptaban mi relación. Mi amor, mis sentimientos hacia él, los aislé de mi realidad exterior, convirtiéndolo en un ritual íntimo, en un amor secreto.

Mi amor hacia él lo aislé de mi realidad exterior, convirtiéndolo en un ritual íntimo, en un amor secreto”

Mi relación con el speed la entiendo con la metáfora del amor romántico. Un amor de emociones muy intensas. Es como estar atado a unas cadenas de oro. El brillo del oro te ciega y no te deja ver que, aunque sean de oro, siguen siendo cadenas.

Porque aun sabiendo las consecuencias negativas no lo dejas. La droga ha destruido mi memoria, mis principios y mis metas, ha dejado hueca mi cabeza, me ha dejado vacía. Y he llenado la sensación de vacío con él. Y aunque ahora sea consciente del daño que me hace, sigue siendo el amor de mi vida, y aunque poco a poco empiezo a aprender nuevas maneras de llenar el hueco, estas saben a poco. El speed es el amor que más viva me ha hecho sentir y lo bueno que me hizo sentir no lo podré olvidar jamás.

La droga ha destruido mi memoria, mis principios y mis metas, ha dejado hueca mi cabeza, me ha dejado vacía”

Estoy motivada al cambio, a trabajar en mi misma, conocerme y aprender las maneras de llenar ese hueco siendo libre para seguir mis aspiraciones y no necesitar de la felicidad artificial que lo hace crecer”.

 

JESUS DE NAZARÉ, PORQUE LO MATARON?

POR QUÉ MURIÓ Y POR QUÉ LO MATARON

Written by

Mc 15, 1-41

Hoy no es nada fácil dar sentido a la complicada y aparentemente contradictoria liturgia de este domingo de Ramos. Con el recuerdo de la entrada “triunfal” en Jerusalén, debemos actualizar la experiencia de Jesús de caminar hacia la meta, es decir, su pasión y su muerte. Jesús toma la decisión de subir a Jerusalén, sabiendo lo que eso iba a significar. Esta es la clave para interpretar todo lo que vamos a celebrar durante la Semana Santa. Estamos conmemorando la entrega total de sí mismo, que Jesús vivió.

Aunque la liturgia comienza con la entrada “triunfal” de Jesús en Jerusalén, la fuerza de los acontecimientos que vamos a recordar esta semana, anula casi por completo ese triunfo muy relativo y pasajero. Como en el caso de la purificación del templo, no podemos pensar en una manifestación multitudinaria espectacular. Hubiera sido la ocasión ideal, que los dirigentes judíos estaban esperando, para prender a Jesús. Probablemente se trató de un pequeño grupo de seguidores que se unieron a los discípulos en aclamaciones espontáneas.

Jesús había desarrollado toda su actividad en Galilea, y la mayor parte de los peregrinos que venían a la fiesta eran galileos. Muchos de ellos reconocerían a Jesús, que también subía a Jerusalén, y se unieron a su grupo. Este hecho lo aprovecharon después los cristianos para evocar el AT y aludir a una entrada de Jesús como Mesías.

Lo verdaderamente importante en el relato de la pasión, está más allá de los acontecimientos que se pueden narrar. Lo esencial no se puede encerrar en palabras. Lo que los textos nos quieren trasmitir, está en la actitud de Jesús que refleja plenitud de humanidad. Lo importante no es la muerte física de Jesús, lo importante es descubrir por qué le mataron, por qué murió y cuáles fueron las consecuencias de su muerte para él y para los discípulos.

La Semana Santa no es el único momento en el que debemos referirnos a la significación de la salvación operada por Cristo, pues ésta es una referencia central de la fe cristiana; pero sí es una ocasión privilegiada para plantearnos la conveniencia de la revisión de nuestros esquemas teológicos al respecto, para tomar conciencia de la coherencia de toda la vida de Jesús.

Dándose cuente de las consecuencias de sus actos, no da un paso atrás, y las acepta plenamente. Es todo un aldabonazo para nosotros, que estamos siempre tratando de acomodarnos a todos los vientos, con tal de evitar consecuencias desagradables. Sabemos perfectamente que nuestra plenitud está en darnos a los demás, como decíamos el domingo pasado, pero seguimos calculando nuestras acciones para no ir demasiado lejos; poniendo límites “razonables” a nuestra entrega; sin darnos cuenta de que un amor “calculado” es un egoísmo camuflado.

¿Por qué le mataron?

La muerte de Jesús es la consecuencia directa de un rechazo frontal y absoluto por parte de los jefes religiosos de su pueblo. Rechazo a sus enseñanzas y rechazo a su persona. No debemos pensar en un rechazo gratuito y malévolo. Los sacerdotes, los escribas, los fariseos no eran gente depravada, que se opusieran a Jesús porque era buena persona. Eran gente religiosa que pretendía ser fieles a la voluntad de Dios, que para ellos estaba definida en la ley de Moisés.

La pregunta que se hacían era esta: ¿Era Jesús el profeta, como creían algunos de los que le seguían, o era el antiprofeta que seducía al pueblo y le llevaba fuera de la religión judía?

La respuesta no era tan sencilla como nos puede parecer hoy. Por una parte, Jesús iba claramente contra la Ley y contra el templo, signos inequívocos del antiprofe­ta. Pero por otra, los signos de amor a todos que hacía, eran una muestra de que Dios estaba con él, como dijo el mismo Nicodemo.

Lo mataron porque denunció a las autoridades religiosas por utilizar a Dios y la religión para oprimir al pueblo. Pero ellos siguieron pensando que era el Dios el que legitimaba ese dominio sobre la gente sencilla. Le mataron por afirmar, con hechos y palabras, que el hombre concreto está por encima de la Ley y del templo.

¿Por qué murió?

Solo indirectamente podemos aproximarnos a lo que Jesús experimentó ante su propia muerte. Ni era un inconsciente ni era un loco ni era masoquista. Tuvo que darse cuenta que los jefes religiosos querían eliminarlo. Lo que nos importa a nosotros es descubrir las poderosas razones que Jesús tenía para seguir diciendo lo que tenía que decir y haciendo lo que tenía que hacer, a pesar de que estaba seguro que eso le acarrearía la muerte.

Además tomó conscientemente la decisión de ir a Jerusalén donde estaba el verdadero peligro. Que le importara más ser fiel a sí mismo y a Dios, que salvar la vida, es el dato que nosotros debemos valorar. Dejó que le mataran para demostrar que la única manera de servir a Dios es ponerse del lado del oprimido.

Hay que tener en cuenta que no solo se trató de la muerte física, sino de la total aniquilación y escarnio de toda la persona ante la sociedad. Por lo tanto, no se puede pensar en la muerte de Jesús, desconectándola de su vida. Su muerte fue consecuencia de su vida, de lo que manifestó a través de ella y de lo que enseñó.

La encarnación no ha sido una programación por parte de Dios para que su Hijo muriera en la cruz y de este modo nos librara de nuestros pecados. Jesús fue plenamente un ser humano que tomó sus propias decisiones. Porque esas decisiones fueron las adecuadas, de acuerdo con las exigencias de su verdadero ser, nos han marcado a nosotros el camino de la verdadera salvación.

Si nos quedamos con el Cristo resucitado y glorioso, que murió por obediencia al Padre y nos conformamos con darle culto, hemos malogrado no solo su muerte sino toda su vida.

¿Qué consecuencias tuvo su muerte?

Hay explicaciones teológicas de la muerte de Jesús que han llegado hasta nosotros y que se siguen presentando a los fieles, aunque la inmensa mayoría de los exegetas y de los teólogos las han abandonado hace tiempo. Se trataría de interpretar la muerte de Jesús como un rescate exigido por Dios para pagar la deuda por el pecado. Además de ser un mito ancestral, está en contra de la idea de Dios que el mismo Jesús despliega en todo el evangelio. Un Dios que es amor, que es Padre, no casa en absoluto con el Señor que exige el pago de una deuda hasta el último centavo.

No es la hora de insistir en la atrocidad del pecado que ha llevado a Jesús a la cruz. Debemos de insistir en la salvación que necesitamos como pecadores, es decir, no salvados. Pero no para estar pendientes de que Dios tenga misericordia de nosotros, sino para descubrir que nuestra salvación está en seguir el camino de entrega que Jesús recorrió. La salvación consiste en descubrir el amor que es Dios y está ya en nosotros.

Para los apóstoles, la muerte fue el revulsivo que les llevó al descubrimiento de lo que era verdaderamente Jesús. “Os conviene que yo me vaya…”

Durante su vida lo siguieron como el amigo, el maestro, incluso el profeta; pero estaban muy lejos de conocer el verdadero significado de la persona de Jesús. A ese descubrimiento no podían llegar a través de lo que oían y lo que veían; se necesitaba un proceso de maduración interior y un conocimiento vivencial, al que solo se puede llegar por experiencia interna. La muerte de Jesús les obligó a esa profundización en su persona, y a descubrir, en aquel Jesús de Nazaret, al “Señor”, al “Mesías” al “Cristo” y al “Hijo”… En esto consistió la experiencia pascual. Ese mismo recorrido debemos hacer nosotros si queremos celebrar la Pascua.

A nosotros hoy, la muerte de Jesús nos obliga a plantear la verdadera hondura de toda vida humana. Jesús supo encontrar, como ningún otro hombre, el camino que debe recorrer todo ser humano para alcanzar su plenitud. Amando hasta el extremo, nos dio la verdadera medida de lo humano. Desde entonces, nadie tiene que romperse la cabeza para buscar el camino de mayor humanidad. Si quiero dar pleno sentido a mi vida, no tengo otro camino que el amor total, hasta la muerte si las circunstancias lo exigieran.

La manera de interpretar la muerte de Jesús determina la manera de ser cristiano y de ser hombre. Hoy, también hay miles de seres humanos que están entregando su vida por los demás. Ser cristiano no es subir a la cruz con Jesús, sino ayudar a bajar de la cruz a tanto crucificado que hoy podemos encontrar en nuestro camino.

Jesús, muriendo de esa manera, hace presente a un Dios sin pizca de poder externo, pero repleto de amor, que es la fuerza suprema. En ese amor reside la verdadera salvación. El “poder” de Dios no queda reservado para el momento de la resurrección, sino que lo debemos descubrir en Jesús, cuando es capaz de amar hasta entregar la vida.

Meditación-contemplación

Ningún sufrimiento salva por sí mismo,

ni siquiera el de Jesús.

Lo que salva es la actitud de fidelidad a su verdadero ser,

que Jesús mantuvo durante su vida y afianzó en la cruz.

……………..

Vivir una verdadera humanidad, es perder el miedo a la muerte,

porque no afecta para nada a mi verdadero ser.

El miedo a la muerte es la esclavitud más difícil de romper.

Toda clase de opresión nace de esta esclavitud.

……………….

La Vida que Dios me ha dado, envuelve todo mi ser.

Con esa Vida divina, se me dan oportunidades infinitas de ser.

Con ella se me ha dado todo.

Nada tengo que esperar y nada debo temer.

…………

Fray Marcos

 

Frank Pourcel – Concierto para una sola voz

 

 

PERSONAS POSITIVAS…

3d2e5c2936fc443947608f4ddd9a9b94

Qué hacen las personas positivas para huir de las energías negativas

Estamos rodeados de energías negativas, casi por todas partes. Allá donde vamos hay gente quejándose, haciendo cosas que le perjudican a él y a los demás o intentando minarnos la moral con sus críticas y argumentos limitantes. Algunas personas logran mantener el optimismo incluso en los ambientes más tóxicos. ¿Qué hacen las personas positivas para huir de las energías negativas que les rodean?

La energía negativa que se propaga puede influir en nuestros pensamientos y acciones. Evitar las fuentes de energía negativa es indispensable para tener éxito. Pero todo el mundo puede ser afectado por las emociones negativas. Solo se valen con inteligencia de ellas aquellas personas que aprendieron a lidiar con ellas. ¿Cómo? De las siguientes formas:

Las personas positivas crean la felicidad desde su interior

La gente positiva no busca la felicidad en estímulos externos. Cuando buscas la felicidad fuera de ti, tu estado de ánimo decae en cuanto el estímulo exterior desaparece. Esto produce inseguridad y adicciones.

4723d90aba0ccb5cd13be7ba0dbeee02

En su lugar, las personas positivas buscan fuentes internas de energía positiva. En esta situación, el estado de felicidad no depende tanto de la situación externa como de la forma de enfrentarse a las situaciones. El estado de consciencia permite filtrar las energías negativas a través de la búsqueda de la paz interior.

Las personas positivas evitan a las personas negativas

Puede que esta sea una de las cosas más importantes que una persona puede hacer para mantener la energía positiva. Hay un dicho popular que dice que “el que evita la ocasión evita el peligro”. Pues algo así sucede con esto. Evitando a las personas tóxicas no hay riesgo de que te contagien.

El problema es que esto precisa de algo que no siempre tenemos: valentía y determinación. Hace falta mucho valor para evitar estar con personas negativas, sobre todo porque las que más nos afectan suelen ser personas importantes en nuestra vida, puede que incluso realmente queridas.

frases-pensamientos-reflexiones-bellas-imagenes-9

Pero evitar a las personas tóxicas tiene más ventajas que desventajas, sobre todo porque cuando decides estar con ellas lo haces libremente, con las pilas cargadas y escudo protector reforzado. Cuando decides tú, controlas tú. Esa es una gran arma.

Las personas positivas creen en sí mismas

Una de las cargas más tóxicas y negativas a las que nos enfrentamos todos es a la negatividad de quienes no creen en nosotros, de los que nos critican o intentan limitarnos, la de los que nos hacen un reflejo de sus incompetencias y frustraciones.

Las personas positivas tienen claro que su éxito depende de creer en ellas mismas, incluso aunque nadie más lo haga. Al fin y al cabo, cada uno es responsable de su propia vida.

frasesdeesperanzayanimoparaempezareldia

Las personas positivas hacen ejercicio y están en contacto con la naturaleza

El ejercicio físico favorece la liberación de endorfinas, las hormonas responsables de sentirse bien. El ejercicio también ayuda a gestionar el estrés y a aumentar la autoestima. Todo esto da lugar a un cóctel de optimismo y energía positiva, que ayuda a mantenerse fuerte ante posibles oleadas de negatividad externa.

Además, las personas positivas están en contacto con la naturaleza con regularidad y pasan tiempo al aire libre. La naturaleza y el aire libre favorece la relajación, la introspección y la consciencia de uno mismo.

El ejercicio, el estar al aire libre y mantenerse conectado con la naturaleza funcionan con un recargador de energía positiva y para filtrar las posibles toxicidades que nos hayan infectado.
personas positivas 3 mujer guru

Las personas positivas aceptan el fracaso y asumen sus responsabilidades

Las personas positivas aceptan el fracaso porque saben que es la única manera de aprender y crecer. Las personas positivas comprenden las emociones negativas que el fracaso les provoca, pero no se quedan lamentándose, sino que se recuperan y siguen adelante.

Además, las personas positivas siempre asumen la responsabilidad de lo que sucede en sus vidas, y no buscan culpar a otros para justificar sus errores. Las personas positivas se centran en lo que pueden mejorar y analizar lo sucedido para hacerlo mejor en la próxima ocasión.

Las personas positivas no buscan la aprobación de los demás

Depender de las opiniones de los demás hace a las personas vulnerables, manipulables y dependientes, incluso adictas. Las personas positivas lo saben, como también saben que no es posible agradar a todo el mundo. Por eso no buscan la aprobación de los demás, sino que actúan según su propia escala de valores.

Las personas positivas escuchan las opiniones de los demás, pero no dejan que dentro de ellas penetre nada más que lo que ellas consideran que puede ser útil para su crecimiento. Además, saben agradecer una crítica constructiva y enfrentarse a una que pretende destruirles.

Las personas positivas creen que todo tiene solución

Las personas positivas son conscientes de que todo tiene solución, todo menos la muerte, siguiendo la máxima que enuncia que “mientras haya vida, todavía queda esperanza”. Para las personas positivas siempre hay una forma de superar un obstáculo.

personas positivas 4 mujer guru

Incluso cuando tocan fondo, las personas positivas son capaces de recomponerse y mirar hacia arriba con la intención de hacer lo que sea necesario para hacerse más fuertes y volver a subir.

losarcanosx026

 
Deja un comentario

Publicado por en enero 31, 2017 en AÑO NUEVO, ADELGAZAR, ADICCIONES, AFRICA, ALBORTO, ALZHEIMER, AMERICA ESTADOS UNIDOS, AMISTAD, BIBLIOTECA DIGITAL MUNDIAL., CATÁSTROFES NATURALES, CENTROAMERICA, CULTURA, DEPORTE, DERECHOS HUMANOS, DIA DE LA MADRE, DIA DEL PADRE, DIA INTERNACIONAL DE LA MUJER TRABAJADORA 8 DE MARZO, DIA MUNDIAL CONTRA EL TRABAJO INFANTIL, DROGAS, EL EGOISMO, EL LADO MAS OSCURO, EL LIMON, EL PERDON..., EL SAHARA OCCIDENTAL, ELKOURIA CHICA RETENIDA EN TINDUF, ENFERMEDAD DEL CANCER, ESCRITORES Y POETAS, FAMILIA, FERIA DE ABRIL SEVILLANAS, FIESTAS, FONDOS DE PANTALLAS, FRANCIA, FRASES, GRIPE A, HAITÍ, HISTORIA, HISTORIA DE ESPAÑA, HUMILDAD, HUMOR, huracanes centro America, IMAGENES, INVESTIGACIÓN, JAPON, JESUS DE NAZARET, justicia, LA BELLEZA, LA CRISIS..., LA MUJER EN AFRICA, LA PACIENCIA, LEYENDAS, LOS HIJOS, LOS NIÑOS, MADRE TERESA DE CALCUTA, MADRE., MALOS TRATOS, MARCELINO CAMACHO, MARTA DEL CASTILLO, MATANZA EN LIBIA, MEDIOAMBIENTE, MENTES POSITIVAS Y RELAJACIÓN., MEXICO Y SU HISTORIA, MI PERFIL, MIS REFLEXIONES, MUJER Y MALTRATO, MUSICA, Noche de San Juán, NOTICIAS Y PERIODICOS, PERIODICOS Y NOTICIAS, PERIODISMO, PERSONAJES HISTORICOS, POEMAS, POLITICA, PPS, PREMIO NOBEL DE LA PAZ, PSICOLOGIA, RELIGIÓN, RINCON DE LA FE..., SALUD, SALUD Y BIENESTAR, SALUD Y BIENESTAR 2, SAN VALENTÍN, SENTIMIENTOS, SOLIDARIDAD Y PAZ, TERREMOTOS, TSUNAMIS, UN CIEGO..., Uncategorized, VIAJES VIRTUALES., VICTOR CASTRO SANTILLAN, VOLCANES

 
 
A %d blogueros les gusta esto: