RSS

Archivo de la etiqueta: destrucion

Karla, la joven recibida por el Papa Francisco a la que violaron 43.200 veces

trafico-personas-Karla
 
 

Karla, la joven recibida por el Papa Francisco a la que violaron 43.200 veces

 Víctima de la trata de personas, uno de los negocios más lucrativos de México, la joven fue obligada a prostituirse durante cuatro años, llegando a quedarse embarazada de su propio proxeneta, del que se enamoró con 12 años

El tráfico de personas sigue siendo una lacra social tremendamente lucrativa al otro lado del charco y México se erige como uno de los países en el que más arraigado se encuentra este delito.

Pueblos como Tenancingo, de apenas 13.000 habitantes, están asolados por bandas que trafican con humanos para posteriormente prostituir a las jóvenes secuestradas.

Pero no es el único foco del país presidido por Enrique Peña Nieto en el que estos crímenes se han convertido ya en una costumbre. Una de las víctimas de este negocio ha sido Karla Jacinto, procedente de Zacatelco, comunidad que rodea Tenancingo.

En una entrevista concedida a la CNN, la joven relata su experiencia a manos de la mafia de trata de personas que, a veces, se encuentran dentro de la propia familia: «Vengo de una familia disfuncional. Fui abusada sexualmente y maltratada desde la edad de 5 años por un pariente».

La secuestraron cuanto tenía 12 años en Ciudad de México. Fugitiva de malostratos por su familia, se dejó engañar por un hombre diez años mayor que ella y con quién comenzó una relación. «Al siguiente día me fui con él. Viví con él por tres meses y durante ese tiempo me trató muy bien. Él me amaba, me compraba ropa, me daba atención, me traía zapatos, flores, chocolates, todo era hermoso», asegura.

Pero no todo era tan idílico. Relata la joven que su pareja solía ausentarse durante semanas o acudía a la casa que compartían con «primos» y mujeres diferentes continuamente. Cuanto hizo acopio del coraje necesario para preguntarle qué era aquello, su novio no le mintió: «Ellos son proxenetas».

«Unos días después me empezó a decir todo lo que tenía que hacer; las posiciones, que tanto necesitaba cambiar, las cosas que tenía que hacer con los clientes y por cuánto tiempo, cómo tenía que tratarlos y cómo tenía que hablarles para que me dieran más dinero», confiesa Karla.

Cuatro años de infierno

Fue el principio del infierno al que se vería abocada durante cuatro años. 1.460 días en los que fue violada un sinfín de ocasiones, en concreto, asegura que 43.200 veces.

Nómada de un negocio del que formaba involuntariamente parte, recorrió buena parte del país. Cuenta Karla que la obligaron a prostituirse 30 veces al día los siete días de la semana. Daba igual el lugar: prostíbulos, moteles de carretera e incluso la calle.

No había lugar para la esperanza, pero la joven la sintió cuando una operación especial de agentes entró en un hotel donde era habitual la prostitución. Pensó que las recatarían a ella y a sus compañeras, víctimas de un sinfín de abusos y agresiones. Pero se topó con la corrupción en primera instancia. Horrorizada vivió en primera persona cómo los policías grababan a las muejres y las extorsionaban, grabándolas en vídeo en situaciones comprometidas. «Pensé que eran asquerosos. Ellos sabían que éramos menores de edad. Ni siquiera estábamos desarrolladas. Teníamos caras tristes. Algunas niñas apenas tenían 10 años de edad. Había chicas que estaban llorando. Les dijeron a los agentes que eran menores de edad y nadie les prestó atención», relata a CNN.

Todavía fue peor cuando tres años después, cuando cumplió 15, se quedó embarazada de su proxeneta, que utilizaba a su hija para amenazarla y tensar aún más la cuerda.

No fue hasta 2006 cuando por fin Karla Jacinto fue rescatada. Ahora, con 23 años, ha hablado incluso con el Papa Francisco en julio en el Vaticano y se ha convertido en una de las defensoras que luchan por erradicar el tráfico de personas y ayudar a sus víctimas.

Fuente:ABCunnamed (1)

 
Deja un comentario

Publicado por en noviembre 12, 2015 en Uncategorized

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

ELEGI VIVIR…

ELEGI VIVIRelejí el amor

No quise dormir sin sueños: y elegí la ilusión que me despierta, el horizonte que me espera, el proyecto que me llena, y no la vida vacía de quien no busca nada, de quien no desea nada más que sobrevivir cada día.

No quise vivir en la angustia: y elegí la paz y la esperanza, la luz, el llanto que desahoga, que libera, y no el que inspira lástima en vez de soluciones, la queja que denuncia, la que se grita, y no la que se murmura y no cambia nada.

No quise vivir cansado: Y elegí el descanso del amigo y del abrazo, el camino sin prosas, compartido, y no parar nunca, no dormir nunca. Elegí avanzar despacio, durante más tiempo, y llegar más lejos, habiendo disfrutado del paisaje.

No quise huir: y elegí mirar de frente, levantar la cabeza, y enfrentarme a los miedos y fantasmas porque no por darme la vuelta volarían.

No pude olvidar mis fallos: pero elegí perdonarme, quererme, llevar con dignidad mis miserias y descubrir mis dones; y no vivir lamentándome por aquello que no pude cambiar, que me entristece, que me duele, por el daño que hice y el que me hicieron.

Elegí aceptar el pasado.

No quise vivir solo: y elegí la alegría de descubrir a otro, de dar, de compartir, y no el resentimiento sucio que encadena.

Elegí el amor.

Y hubo mil cosas que no elegí, que me llegaron de pronto y me transformaron la vida. Cosas buenas y malas que no buscaba, caminos por los que me perdí, personas que vinieron y se fueron, una vida que no esperaba.

Y elegí, al menos, cómo vivirla.

Elegí los sueños para decorarla, la esperanza para sostenerla, la valentía para afrontarla. No quise vivir muriendo: y elegí la vida. Así podré sonreír cuando llegue la muerte, aunque no la elija… …

Porque moriré viviendo.

 
Deja un comentario

Publicado por en septiembre 28, 2015 en Uncategorized

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

LAS PERSONAS OLVIDAN LO QUE HICISTE POR ELLAS…

caja_de_regalos1

Las personas olvidan lo que hiciste por ellas cuando llega el momento de mostrarse agradecidas

Influyen muchos factores cuando se tiene esta percepción: la gente de verdad es ingrata, acostumbramos a dar mucho más de lo que recibimos, no nos damos cuenta que nos están correspondiendo, queremos recibir más o esperamos continuamente recibir algo.

A veces, no es que las personas sean malagradecidas, sino que nosotros no vemos más allá de nuestras narices y más allá de 5 minutos hacia el futuro; somos desesperados y convenencieros por esperar recompensas de una acción que debería ser completamente filantrópica, y nos convertimos nosotros mismos, en egoístas y desagradecidos con aquellos que nos dieron algo desinteresadamente.

Cuando el regalo está vacío

Si alguna vez han hecho intercambio de regalos seguramente se han encontrado con la situación en que les toca algo de valor muy por debajo de lo que ustedes regalaron; te pasaste un buen rato buscando y pensando en las características de quien te tocó regalarle y por fin encuentras el regalo indicado, al momento de abrir la cajita con el moño rojo y la etiqueta con tu nombre te das cuenta que esta persona no se tomó las mismas dificultades que tú para escoger algo para ti, o peor aún, te toca una carta de felicitación y un chocolate. Esa sensación al ver el regalo no es por el valor monetario de los regalos ni la comparación entre estos -al menos no enteramente- sino porque te das cuenta que tú pusiste más esfuerzo en dar un detalle y no fuiste correspondido de la misma manera. Desilusión.

Algo parecido ocurre en las relaciones que tenemos con los que nos rodean, afortunadamente, a diferencia de que en el intercambio te puedes encontrar con algunas personas que no significan mucho para ti, en las relaciones personales normalmente encontrarás individuos con los que tú mismo escogiste estar por lo que es más difícil salir desilusionado, sin embargo, muchas veces tendremos la impresión de que nuestra amistad no está siendo correspondida como debiera o que no se nos está apreciando como querríamos. A veces sentiremos que estamos dando demasiado, que sacrificamos demasiado por una persona que no tiene el mismo interés sobre nosotros, haremos algo por ella y lo único que recibiremos como agradecimiento será un chocolate y palabras que no llenan. Claro que todo depende -como siempre- del cristal con que se mire.

He aquí algunas razones por las que nos da la impresión de que nuestros amigos, familiares o parejas no nos están regresando la inversión que depositamos en ellos, quizá seamos partícipes de ellas o quizá seamos víctimas, se tratan de estados mentales que se presentan solos o en conjunto, podemos poseer o enfrentarnos a uno o varios, hay más, pero aquí les dejo cuatro con títulos pícaros:

El desagradecido

Quizá la cruda realidad, somos agradecidos sólo cuando nos conviene, cuando podemos obtener algo que nos beneficie. No nos gusta el esfuerzo que es dar a los demás porque nos parece inútil, demasiado desperdicio sobre una inversión que no sabemos si nos va a retornar. Nos caracterizamos por ser extremadamente amables, buenos y detallistas con pocos, pero esto sólo sucede con aquellos a quienes queremos impresionar o aquellos de quienes queremos obtener algo a cambio; sembramos la semilla, que sabemos, nos dará un árbol con jugosos frutos.

El filántropo

Una imagen triste cuando se ve desde afuera, siempre damos, siempre nos sacrificamos por nuestros amigos, somos detallistas con todos y nos llena el ser así. Desde afuera podemos vernos como tontos por siempre dar sin recibir muchas veces, sin embargo, el filántropo tiene la característica de recibir mucho a cambio, aunque no de todos. Es muy desgastante y triste cuando nos damos cuenta que algunos no nos retribuyen o cuando otros suben demasiado alto sus expectativas sobre nosotros; sembramos muchas semillas sin seleccionar, algunas dan frutos, otras no.

El ciego

Somos desconsiderados con los que nos rodean, no nos damos cuenta de la belleza a nuestro alrededor, tenemos tan cerca el cariño de las personas y creemos que siempre estarán presentes que no nos damos cuenta de lo que tenemos. Somos afortunados de recibir las buenas intenciones de nuestros amigos sólo que no logramos ver todo. Creemos que las bendiciones que tenemos son por nosotros y no por alguien más, creemos que deberíamos recibir más; Aventamos piedras a la tierra sin saber que son semillas, y cuando los árboles crecen, tomamos indiscriminadamente de los frutos sin relacionar el proceso.

El insaciable

Somos exigentes, creemos que por una bella acción hacia un amigo nos corresponde el cielo, pensamos que por un sólo sacrificio que hayamos hecho nos convertiremos en mejores amigos, si yo te doy tú me tienes que dar, nos sentimos traicionados cuando no nos corresponden como nosotros queremos, no tenemos paciencia para recibir recompensas. Contamos los detalles recibidos, no podemos dejar de contarlos, mantenemos una bitácora de lo que hacen o dejan de hacer nuestros amigos; Sembramos una semilla, esperamos a que crezca el árbol y el primer fruto nos lo comemos… volvemos a sembrar una semilla.

Cambiando nuestra impresión del agradecimiento

  • Nunca esperes recompensas por algo bueno que hayas hecho.

  • En caso de que esperes recompensas no te desilusiones si no llegan, sigue adelante.

  • No te desgastes sembrando semillas si ya has visto que no dan frutos.

  • Antes de pensar que nadie te está correspondiendo, ¡mira a tu alrededor! Haz un análisis objetivo de lo que tienes y recibes diario.

  • Las relaciones importantes se forjan con el tiempo y las acciones; es todo un proceso, nada es instantáneo.

  • Dales más a aquellos a quienes más quieres y menos a quienes ves poco, un gran corazón también se desgasta y podemos no darnos cuenta.

  • ¡Aprende tú mismo a ser agradecido! Esta es una regla de oro

  • Recibe lo que te den de manera amable y con una sonrisa sincera.

  • Piensa lo que significa para él/ella aquel bonito detalle.

  • Reconoce el tiempo que alguien invierte en ti

  • Aprende las formas en que cada persona te agradece algo.

  • Ten en gran estima las intenciones aunque no siempre den en el clavo.

El punto clave no es si las personas son o no son agradecidas sino las expectativas que nosotros mismos generamos al otorgar un detalle, compartir nuestro tiempo o al decir unas palabras. No somos más que una combinación de desagradecidos, filántropos, ciegos e insaciables que hacen ruido ante la presencia de la realidad

11009345_936441259727241_3487503753543830192_n

 
Deja un comentario

Publicado por en septiembre 8, 2015 en AMISTAD, EL EGOISMO, EL LADO MAS OSCURO

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

ALZHEIMER

 

 manosentregandoseuncorasd0

SOY UNA PERSONA QUE LLEVO CUIDANDO A MI MADRE DEL ALZHEIMER UNOS 8 AÑOS. Y SIENTO UNA CURIOSIDAD MUY GRANDE EN ESTUDIAR Y RECOGER INFORMACIÓN DE ESTE TEMA… QUIERO AGRADECER A TODAS LAS PERSONAS QUE VISITAN MI BLOG, Y EN ESPECIAL LAS QUE ME MANDAN COMENTARIOS ELLAS ME AYUDAN ASEGUIR A RECOPILAR INFORMACIÓN. MUCHAS GRACIAS A TODOS LOS VISITANTES.

A mi Madre con amor

Si yo fuera un Ángel con alas de seda,

volaría a tu mente cuando te perdieras,

te daría mi tiempo, El que has olvidado

perdido en los campos olivos y veredas.

Si yo fuera un Ángel con alas de seda,

llevaría a tus noches también a tus días

una luz muy clara que tu olvido viera

que con sus destellos tu instinto se abrirá,

y el recuerdo fresco como un rio en calma

trajera a tus ojos las cosas más bellas.

Que reconocieras mi voz y mi nombre

mis besos de niña, y a tus nietos, dulce

que en cuna mecieras.

Que allí en tu memoria donde gurdas

piezas de nuestra existencia,

se volvieran trinos los duendes seniles

de tu duermevela.

Si yo fuera un Ángel, ¡Madre de mi alma!.

Sin faltar un soplo de la vera tuya

guardaría con vilo con cuidado y besos

las fieras nocturnas de tu cabecera.

MARI-CARMEN

manoconflorhg8                                 

alzehimer3

José Sánchez fue campeón de boxeo profesional en Argentina, fisioterapeuta del Granada Club de Fútbol en sus tiempos de gloria…

“Conducía desde muy jovencito y en 65 años nunca tuvo ningún problema”, dice su esposa Martha, “hasta que llegó una multa a casa por circular en dirección contraria. Luego empezó a olvidar las direcciones de sus pacientes y a desorientarse. Un día la policía lo trajo a casa porque se había perdido”. Hoy José vive ingresado en una residencia de Granada. Martha, tras 12 años de cuidarlo, fue intervenida con urgencia de un cáncer intestinal provocado por una convivencia extenuante.

 images-3

Pérdida de autonomía. Recientemente fallecida a la edad de 66 años, Isabel Marín fue víctima del Alzheimer desde los 48. Su marido, José García, antiguo técnico de Land-Rover, construyó un sistema eléctrico a base de poleas para ayudarla en su higiene. El abandono del cuerpo es una consecuencia del síndrome. Read the rest of this entry »

 
3 comentarios

Publicado por en mayo 6, 2009 en ALZHEIMER

 

Etiquetas: , , ,

ADIOS QUERIDO PAPA.

DESPEDIDA DE UN HIJO

La Droga. Carta que un joven drogadicto le escribió a su padreDESPEDIDA DE UN HIJOPublicado en Cartas al Director |

Periodismo de Verdad: 29 de Diciembre de 2008

Adiós querido papá.

Carta enviada por el Dr. Jorge Lobo Aragón

 
Lo siento mucho, papá, pero creo que ésta es la última vez que me podré dirigir a vos. En serio lo siento mucho.<!–
Es tiempo que sepas la verdad, voy a ser breve y claro: la droga me mató, papá. Conocí a mis asesinos a eso de los 15 o 16 años de edad.
Es horrible, ¿no es cierto, PAPÁ? ¡Sabes cómo fue!
Un ciudadano elegantemente vestido, muy elegante realmente y que se expresaba muy bien, nos presentó a nuestro futuro asesino: LA DROGA Read the rest of this entry »

 
Deja un comentario

Publicado por en febrero 23, 2009 en DROGAS

 

Etiquetas: , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: